Leer cuentos al niño

Los cuentos infantiles son algo más que ocio o tradición oral

Antaño las narraciones eran la forma de transmitir historias, que pasaban –no sin sufrir modificaciones- de generación en generación. Más tarde se usaban las fábulas para inculcar valores a los niños a través de alguna moraleja representada por animales, o simplemente para entretener.

Hoy la pedagogía infantil nos enseña que los cuentos son mucho más que eso. Además de la transmisión de enseñanzas morales de las fábulas, los cuentos infantiles permiten a los niños entender situaciones o conceptos a través de la representación simplificada, con unos personajes y ambientaciones que les son más fáciles de entender, pero que no por ello dejan de ser válidos.

Quienes creen en las técnicas de estimulación prenatal afirman que leer cuentos al niño es bueno incluso desde el vientre materno, pues así el bebé se familiariza con la voz de la madre y comienza a crear un vínculo con ella que le reportará mayor sensación de seguridad y protección. Más tarde, cuando el niño ya es unos años mayor, esto mismo se sigue aconsejando, no sólo como una estupenda actividad familiar que poder realizar a diario, sino como una forma de ejercitar su atención, retentiva y comprensión, y una buena forma de estimular su curiosidad, fantasía y gusto por la lectura. Incluso, si se los lees en inglés ¡incluso podrán practicar idiomas!

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar