Se acercan las Navidades...

Cambiar la forma de entender las Fiestas

La Navidad es, tradicionalmente, una época de alegría e ilusión para disfrutar en familia y con los amigos. Es, además, la época más mágica para los niños: Papá Noel, la carta a los Reyes Magos, la cabalgata, los regalos... Pero todos sabemos que la realidad, por desgracia, a veces es bien distinta: una época de mucho gasto, compromisos que no siempre apetecen y estrés. Ante esto, ¿cómo afrontarla?

Plantearse otra Navidad es posible. Fiestas que realmente pasemos disfrutando y no haciendo cuentas y corriendo de la tienda de regalos al supermercado. Para los niños, además, esto es muy importante: perciben el ambiente que se respira en casa esos días –más al estar de vacaciones- y se dan cuenta de que la “magia” de la Navidad no es tan cierta. Es por eso que podemos plantearnos esta época, ahora que aún no la tenemos “encima”, como un momento para disfrutar realmente y no preocuparnos tanto por el aspecto material.

Además, los niños aprenderán cosas de gran valor esos días: la importancia del ahorro en las compras para festejar las noches mágicas del año y, sobre todo, que es una época para recordar a los que menos tienen y la necesidad de ser solidarios y compartir con los demás.

Para lograr todo esto y tener realmente una Navidad sin estrés en la que recuperar sus valores tradicionales, puedes plantearte reducir las compras y dedicar el tiempo que se ocupa con éstas a pasar más tiempo con los niños, preparando el Belén, cocinando con ellos las cenas para las festividades, creando regalos hechos por ellos mismos para la familia... O simplemente disfrutando con ellos de sus vacaciones en casa.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!