Niños inmaduros: cuando no quieren crecer

Cómo saber si tu hijo es inmaduro para su edad cronológica.

En medio de una discusión entre padres-hijos, escuchamos decir: “¡Eres completa y absolutamente infantil!” Esta frase representa una descalificación. ¿Qué ocurre cuando las conductas del niño no están a la altura de su edad cronológica?

Falta de responsabilidad, actitudes de abandono, arrebatos emocionales y una alegre y despreocupada visión de la vida, son algunos de los síntomas de aquellos chicos que, como Peter Pan, eligen “ser eternamente niños”.

Por una parte son divertidos y cuando estamos cerca de ellos todo parece alegría y risas, pero por otra, evaden continuamente sus responsabilidades, se refugian en fantasías imposibles de cumplir, y suelen culpar a los demás de todo lo que les ocurre.

Peter Pan se quedó detenido en cierta etapa del camino con muchas conductas infantiles ancladas en su persona, algunos niños se resisten a crecer y a madurar porque el mundo de los adultos no les resulta atractivo.

¿Qué características encontramos en el niño Peter Pan?

Peter Pan es un hombre por su edad y un niño por sus acciones, “Es un nió que no ha crecido”. El “Síndrome de Peter Pan” debe su nombre al doctor Dan Kiley y a su obra KILEY, D (1.983): “EL SÍNDROME DE PETER PAN” Buenos Aires, Javier Vergara Editor, SA.).

Perfil de un niño Peter Pan:

  • Impaciente: Le cuesta esperar, sus deseos necesitan estar siempre satisfechos al momento.
  • Actor dramático: Tiene grandes capacidades para la interpretación.
  • Imaginativo y fantasioso: Inventa continuamente, sueña en la realidad.
  • Celoso: Siempre desea que todos los adultos estén pendientes de él aunque conviva con más niños.
  • Posesivo: Le cuesta compartir en todos los órdenes y especialmente el cariño de su madre.
  • Egoísta: Desea las cosas de los demás, jamás está satisfecho con lo que tiene.
  • Sentimental: Al estar sobreprotegido por la madre, se convierte en un niño demasiado susceptible y delicado.
  • Poco tolerante a las frustraciones: Orgulloso, no admite las derrotas y se muestra vulnerable.

Los sentimientos de aislamiento y fracaso se multiplican cuando se encuentra frente a una sociedad que tiene poca paciencia con los niños que actúan siempre como niños. Pero estos chicos no ven ninguna razón para sentirse tan mal…y continúan sin crecer.

Empieza a prevenir si el niño presenta estos rasgos:

  • Le gusta seguir siendo siempre el centro de atención a medida que avanza en edad.
  • Se muestra intolerante a las diversas frustraciones.
  • No se compromete con ninguna causa y evita cualquier tipo de compromiso.
  • Disfruta demasiado con los juegos fantásticos.
  • Es demasiado dependiente de los demás.
  • Se le puede engañar fácilmente aunque vaya avanzando en edad.
  • Le gusta estar siempre solo aunque sus amigos le busquen.

Es importante apoyarlo, elogiar las partes positivas de su personalidad, pedirle que tome las riendas, decida o actúe motu propio en aquellas situaciones de la vida cotidiana que con frecuencia nos cuestan superar. Podemos darles pequeñas responsabilidades en función de su edad, valorando sus progresos, teniendo en cuenta sus opiniones, reforzando su autoestima y proporcionándoles autonomía.

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Cómo educar a niños responsables

    Cómo educar a niños responsables

  • Cómo educar al niño para que sea independiente

    Cómo educar al niño para que sea independiente

  • Qué autonomía dar a los hijos según la edad

    Qué autonomía dar a los hijos según la edad

  • El egoismo en los niños. Enseñarles a compartir

    El egoismo en los niños. Enseñarles a compartir

  • Envidia y celos entre hermanos

    Envidia y celos entre hermanos

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!