¿Cómo debemos comportarnos con nuestros hijos cuando estamos en paro?

Perder el trabajo y encontrarse en paro no es una situación fácil de vivir. ¿Cómo evitar que afecte a los niños? Os ofrecemos unos consejos sobre cómo reaccionar y cómo tranquilizarlos.

Pasar tiempo juntos

Un período de paro puede ser una buena ocasión en la familia para centrarse en lo esencial: el afecto y la posibilidad de compartir y disfrutar la vida en común. Cuando uno de los padres se queda sin trabajo, de pronto, se encuentra disponible para ir a buscar a su hijo o a su hija al colegio, acompañar a los profesores cuando se organiza una visita escolar o una excursión, merendar con él o con ella, jugar… Todo lo que no hace por falta de tiempo cuando trabaja. Al pasar más tiempo con el niño, le hacemos comprender lo importantes que son los momentos que pasamos juntos, más allá de las dificultades materiales existentes.

Superar las emociones

A veces, los adultos se sumergen en sus preocupaciones y sus emociones (tristeza, angustia, miedo al futuro…). Entonces los niños, que son espectadores de esas dificultades, las sufren de lleno. No es cuestión de aparentar, porque los niños lo notan. Tenemos derecho a pasar momentos de tristeza, pero no debemos estar tristes todo el tiempo. Podemos decir a nuestro hijo: “Estoy triste, pero no te preocupes, se me pasará”, y ponernos a jugar con él, a hacer una tarta o salir a pasear juntos. Los niños deben percibir que sus padres siguen activos y que van a encontrar soluciones.

Dar protagonismo al niño

Los niños se tranquilizan cuando notan que los padres controlan la situación (aunque no encuentren una solución inmediata). No perder la iniciativa es bueno para los padres y para los hijos: es el momento de dar protagonismo al niño y demostrarle que, en la medida de sus posibilidades, él también puede actuar, preparando una sorpresa, ayudando en casa… A través de pequeños detalles, ayudará a su manera a los adultos a atravesar un momento difícil. Entonces el niño tomará conciencia del papel que puede desempeñar, como hijo, en el seno de la familia.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!