El hipo del bebé

Su alta frecuencia en los bebés se debe a la inmadurez del sistema que cierra el estómago.

Qué es el hipo

Se produce por contracción involuntaria y repetida del diafragma, uno de los principales motores de la respiración. Su alta frecuencia en los bebés se debe a la inmadurez del sistema que cierra el estómago, y que se va perfeccionando en los meses siguientes al nacimiento. Los episodios de hipo pueden durar varios minutos y se resuelven por sí solos al cabo de ese tiempo, sin consecuencias para el niño.

Causas para el hipo

Los episodios de hipo suelen estar asociados a:
• Una ingesta rápida y excesiva de alimentos.
• Tragar aire mientras se come.
• Llanto o risas prolongados.
• Cambios bruscos de temperatura.

Cómo prevenirlo

No hay pautas establecidas para prevenir el hipo en los bebés, pero estas medidas pueden ayudar a evitarlo:
- Al dar el pecho, procura que el bebé no succione demasiado deprisa.
- Después de alimentar al niño, manténlo en posición vertical para facilitar la expulsión de aire.
- Evita exponer al bebé a corrientes de aire.
- Si toma biberón, utiliza uno con tetina especial para evitar que trague aire.
Si el hipo persiste o está asociado a regurgitaciones y vómitos, hay que llevar al bebé al médico o a un servicio de urgencias.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!