El bebé recién nacido

El bebé recién nacido

¿Quieres saber cómo es un recién nacido? ¿Qué tipo de alimentación y cuidados necesita? Aquí encontrarás toda la información

Desarrollo

Después de nacer, el bebé suele conservar la misma postura que tenía dentro del útero. Se llama postura fetal y se caracteriza por la flexión de las piernas hacia el cuerpo y por mantener los puños cerrados.

El recién nacido presenta una serie de reflejos:

-  Reflejo de presión. Al tocarle la palma de la mano con un dedo, reacciona apretando el dedo con fuerza.

-  Reflejo de la marcha. Al ponerle de pie, es capaz de dar algunos pasos apoyado sobre los talones.

-  Reflejo de Moro. Si está sentado y se le deja caer hacia atrás, abre los brazos y los dedos y a continuación los cierra.

Durante el primer mes de vida, el niño permanece dormido la mayor parte del tiempo. Sólo se despierta si tiene hambre o se encuentra incómodo.

Se tranquiliza con la voz de los padres. Reacciona a los sonidos y se asusta con los ruidos.

Es capaz de fijar la mirada en vuestra cara si os encontráis a una distancia de unos 20 cm, aunque la visión es confusa.

Alimentación

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida. Es el alimento más completo que puede tomar el bebé porque aporta todos los elementos nutritivos necesarios y fortalece el vínculo afectivo.

Los primeros días posparto se produce calostro. Se trata de una secreción espesa y amarillenta que enriquece el sistema inmune del recién nacido y facilita la expulsión del meconio. A partir del tercer día tiene lugar la subida de la leche.

Es importante tener presente que el pecho no tiene horarios, es decir, la frecuencia y duración de las tomas serán establecidas por el bebé. Sólo si el niño está adormilado o las mamas se encuentran muy llenas será necesario despertarlo para mamar.

Si por deseo materno o indicación médica se opta por lactancia artificial, es importante respetar las indicaciones del pediatra.

Para preparar correctamente el biberón, se aconseja seguir las instrucciones del envase. Recordad que por cada 30 ml de agua, se añade un cacito raso de leche en polvo.

Cuidados

En los primeros minutos de vida,  se valora la adaptación del recién nacido a la vida extrauterina mediante el test de Apgar.

En las siguientes horas, se realizan los siguientes cuidados:

Exploración general del recién nacido: coloración de piel y mucosas, tono muscular,  presencia de malformaciones…

Medidas: peso, talla y perímetro cefálico.

-  Administración de pomada de antibiótico en ambos ojos para prevenir infecciones oculares derivadas del paso por el canal del parto.

-  Administración de vitamina K por vía intramuscular para prevenir alteraciones de la coagulación.

-  Primera dosis de la vacuna de la hepatitis B.

A las 48 horas de vida, se toma la primera muestra de las pruebas metabólicas. Consiste en la extracción de unas gotas de sangre del talón del bebé con el fin de realizar un diagnóstico precoz de ciertas enfermedades metabólicas.

La segunda muestra de las pruebas metabólicas es realizada por la enfermera del centro de salud entre el cuarto y el décimo día de vida. El resultado de ambas pruebas es remitido por correo a vuestro domicilio.

Con el informe de alta hospitalaria, se entrega el documento de salud infantil, donde quedan registrados los cuidados, las vacunas… recibidos por el recién nacido. Cada vez que acudáis al pediatra o la enfermera, se registrarán en el mismo las actividades realizadas al bebé.

Otros consejos relacionados con el cuidado del recién nacido:

-  Exponer la piel a la luz natural, no al sol directo.

-  Al cambiar el pañal, limpiar siempre los genitales de delante hacia atrás. Salvo que exista irritación, no es imprescindible aplicar cremas.

-  El hipo y los estornudos son frecuentes y se consideran normales.

-  El cordón umbilical se cae a lo largo del primer mes de vida. Lo más importante es que esté limpio, seco y orientado hacia arriba.

-  Se recomienda baño diario (no es necesario esperar la caída del cordón umbilical).

-  Para limpiar los oídos, utilizar una gasa o toalla, nunca bastoncillos.

-  Es conveniente salir de paseo todos los días, evitando la exposición directa al sol.

-  En el automóvil, utilizar siempre dispositivos homologados en un asiento con el airbag desactivado.

-  Adquirir una cuna homologada. Acostar al bebé boca arriba y sin almohada.

-  Evitar el uso de chupete hasta que la lactancia materna esté bien instaurada.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!