Iguana Verde: más buena que el pan

Iguana Verde: más buena que el pan

Aunque a simple vista puedan parecer animales ariscos o incluso agresivos, lo cierto es que la popularidad de la iguana se debe básicamente a su carácter dócil y a la facilidad de adaptación e interacción con el hombre.

La iguana, iguana verde o teyú (Iguana iguana) es un gran lagarto arbóreo procedente de de América Central y Sudamérica. En estado salvaje, nos la podemos encontrar desde México hasta el norte de Argentina, sur de Brasil y de Paraguay. También existen algunos ejemplares en las Islas del Caribe y en Florida. Pueden llegar a medir hasta 2 metros de longitud desde la cabeza a la cola y superar los 15 kilogramos de peso. Desde hace unas décadas, las iguanas se han convertido en unas mascotas relativamente comunes, y casi todo el mundo conoce a alguien que cuenta en su casa con uno de estos graciosos animales. Lo cierto es que concretamente la Iguana Verde es el reptil más utilizado como mascota en países de Europa y Norte América.

Cuidados

Aunque los cuidados que requiere esta iguana no son excesivamente complicados, deberemos estudiar bien las necesidades del animal antes de decidirnos a adoptarlo. Si no controlamos parámetros como la temperatura o la humedad, las iguanas sufren mucho y enfermarán, por lo que debemos estar seguros de poder ofrecerles el hábitat al que están acostumbrados. Para empezar, el terrario en el que nuestra iguana pasará la mayor parte del tiempo deberá ser de al menos 100x80x40 cm. Debemos desechar de nuestra cabeza la idea de que el animal deambule a sus anchas por la casa, pues esta se encuentra llena de peligros que podrían hacer muy complicada la vida de nuestra mascota. En el fondo de la jaula deberemos colocar un substrato que puede ser corteza de corte grande, pasto artificial, o bien una mezcla de turba y arena, papel de diario, alfombra o pellets de alfalfa y de papel reciclado. El resto de substratos, como por ejemplo algunos comunes en roedores como las virutas o las piedras de gato no son en absoluto adecuados para la iguana, pues si llegara a ingerirlos causaría graves daños físicos en el animal o incluso la muerte. A su vez, nuestra iguana agradecerá que decoremos el terrario con piedras, ramas y plantas artificiales de plástico (no tóxicas). De este modo, recrearemos de una forma más fidedigna su hábitat natural y pondremos a su disposición algunos elementos con lo que podrá camuflarse, trepar y descansar colgando de su simpática cola. Al tratarse de un animal de sangre fría, la temperatura y la humedad son factores que deberemos controlar de forma precisa. Estos animales necesitan mucha luz solar, así como humedad para regular la temperatura en su cuerpo. El período diario de luz debe ser de, al menos, 14 horas (puede reducirse a 12 en invierno). Además, es recomendable que expongamos a nuestra iguana a luz solar directa al menos dos veces por semana durante períodos mínimos de 15 minutos. De esta forma, ayudaremos a nuestra mascota a sintetizar las vitaminas necesarias y a activar su metabolismo más fácilmente. La Iguana Verde es una especie tropical, y es por ello que requiere que exista una humedad ambiental que se sitúe entre el 50 y el 70%. Para ello, debemos ocuparnos de regularla, y en cualquier tienda de animales nos aconsejarán sobre el humidificador que más nos convenga. En cuanto a la temperatura, esta debe oscilar entre los 25º y los 30ºC, pudiendo bajar hasta los 20ºC durante la noche. Las iguanas son reptiles herbívoros, aunque son muy glotones y comerán todo lo que les pongamos a su alcance. Esto no quiere decir que sea beneficioso para su salud. De hecho, puede causarles graves problemas digestivos, por lo que deberemos tener cuidado y limitarnos a los alimentos adecuados. En líneas generales, su dieta debe ser variada en verduras y frutas, como son la albahaca, acelga, hojas de parra, remolacha, zanahoria, pera, manzana…etc En ‘ocasiones especiales’ les podemos sorprender con algo de pepino, ciruela, huevo duro, queso o incluso pasta. Dicen que en la variedad está el gusto, y también la verdadera salud, pero deberemos consultar los alimentos, pues algunos pueden ser extremadamente dañinos para estos animalitos tan curiosos.

Iguana Verde: más buena que el pan

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!