Braco de Weimar: instinto alemán

Braco de Weimar: instinto alemán

El Braco de Weimar es una raza valiente y con un instinto cazador muy desarrollado, aunque también puede ser un excelente y divertido perro de compañía.

Existen diversas teorías que tratan de explicar el origen del Braco de Weimar. Según algunos estudiosos de la raza, podrían descender del Leithunde gris, perro de caza francés utilizado durante el siglo XVII. Sin embargo, las teorías más aceptadas coinciden en que esta raza desciende del Perro de San Hurberto. Sea como fuere, el primer Braco de Weimar puro data de finales del siglo XVIII. Estos animales son muy inteligentes, afectuosos y valientes. La verdadera vocación del Braco es, sin duda, la caza. Muy apto para rastrear las presas y encontrar las piezas abatidas. Además, puede ser utilizado en la guarda de propiedades y para la defensa. El Braco de Weimar es un perro que disfruta de la vida familiar. Es un poco terco y difícil de adiestrar, especialmente en su etapa de cachorro, y debemos ser firmes y tranquilos para conseguir nuestros objetivos.

Cuidados

Su carácter rústico y duro hace que estos perros no necesiten excesivos cuidados. Sin embargo, tenemos entre manos una raza muy activa y que necesitará de largos paseos y mucho ejercicio para sentirse realizados. A su vez, deberemos cepillarlos de vez en cuando con el objetivo de retirar el pelo muerto, especialmente en época de muda.

Braco de Weimar: instinto alemán

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!