Labrador Retriever: más que el perro de Scottex

Labrador Retriever: más que el perro de Scottex

Un cachorrito de Labrador Retriever lanzó esta raza al estrellato gracias a un papel protagonista en un anuncio de Scottex.

Tirando de un rollo de papel higiénico interminable que se supone que es tan suave como su pelo. Inevitablemente, así nos imaginamos muchos al prototipo de cachorrito de Labrador Retriever. Sin embargo, lo cierto es que esta raza tiene muchas más cualidades que la ternura que incitaba ese spot publicitario. El Labrador es un perro muy inteligente, lo que combinado con su carácter suave y equilibrado, hace de él una mascota ideal. Desde su llegada a casa, se encariñará con todos los miembros de la familia y comenzará a estrechar los lazos afectivos que le atarán a nosotros de por vida. De temperamento cariñoso y obediente, estos perros se muestran siempre dispuestos a complacer a sus amos. Además, pueden ejercer labores de guarda de nuestra casa, y nos avisarán de la presencia de ruidos o personas extrañas si se lo pedimos. Si nuestro perro va a pasar muchas horas sólo en casa, quizás deberíamos descartar especialmente esta raza, pues precisan de mucha atención y sufren en soledad. De todas sus cualidades se desprende, no podía ser de otra forma, que el Labrador es un perro perfectamente capacitado para jugar, cuidar y convivir con nuestros niños.

Cuidados

El Labrador Retriever no requiere, ni mucho menos, atención ni cuidados constantes. Bastará con un cepillado semanal para mantener limpio y brillante su pelaje. Además, no se recomienda bañarlos muy a menudo, ya que el champú canino tiende a secar los aceites naturales del pelo.

Labrador Retriever: más que el perro de Scottex

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!