Bombay: casi un leopardo

Bombay: casi un leopardo

El gato Bombay se llama así debido a su parecido con el famoso leopardo negro de la India.

origen de la raza se remonta hasta 1958 y fue el resultado de un cruce entre un gato birmano con un americano de pelo corto y color negro. La denominación de gato Bombay proviene de la ciudad hindú y del parecido de estos felinos negros con su ‘primo’ lejano, el leopardo salvaje de la India. Los gatitos Bombay nunca dudan en demostrar cariño y afecto por su dueño. Sin embargo, pueden llegar a ser algo desconfiados con las personas que no conocen. Como curiosidad, estos gatos tienen un instinto de caza muy desarrollado y disfrutan persiguiendo pájaros o pequeños roedores.

Cuidados

El gato Bombay es uno de los más ‘agradecidos’ en este aspecto, pues no requiere casi cuidados. Bastará con un cepillado esporádico (una vez cada 10-15 días) para mantener su precioso pelaje en perfecto estado, de un color negro brillante y muy suave al tacto.

Bombay: casi un leopardo

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!