Bloodhound: sangre de sabueso

Bloodhound: sangre de sabueso

El Bloodhound es sin duda la raza de perro sabueso más representativa.

Según algunos autores, la raza proviene de Oriente Medio y fue introducida en el continente europeo por los caballeros cruzados. Ya en Europa, fueron los monjes de la abadía de San Huberto (Bélgica) los que comenzaron a criar estos perros. Fue a su llegada a las islas británicas, en el año 1066, cuando recibió el nombre de Bloodhound, debido a su gran habilidad para el rastreo. Lo cierto es que estos perros son un poco tímidos, aunque amables y muy afectuosos con los niños. Necesitará amplios espacios y hacer bastante ejercicio. Eso sí, en sus escapadas al campo una vez que encuentra un rastro, desconectará del mundo y se centrará única y exclusivamente en seguir el olor, su verdadera vocación.

Cuidados

A causa de su gran tamaño (pueden alcanzar los 62 kg de peso), no es una raza ni mucho menos propicia para vivir en pisos pequeños. Necesita espacios amplios, a poder ser un patio amplio o un jardín. Además, deberemos cepillar su suave pelaje regularmente y ayudados de un cepillo blando y un guante de crin.

Bloodhound: sangre de sabueso

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!