Premiar a los niños con almuerzos especiales

Un premio en el que ellos mismos podrán participar

Cuando un niño haga una buena acción, como sacar buena nota en un examen o cumplir con sus tareas en la casa, es recomendable darle un refuerzo positivo en forma de premio, aunque siempre con cuidado para que no confunda éste con el verdadero beneficio de la acción que ha llevado a cabo. Tampoco es recomendable premiarle siempre con algo material: hay otras muchas pequeñas cosas que pueden alegrarle el día como, por ejemplo, prepararle una comida especial.

Es posible que tenga un plato o comida favorita aunque, si quieres evitar que te pida pizza o hamburguesas, hay un montón de recetas deliciosas que podréis incluso preparar juntos, dejándole así que participe de una actividad divertida para ellos, como es cocinar, y aumentando así su premio.

Por ejemplo podéis preparar un batido o zumo especial para merendar, o un bocadillo divertido, o encontrar algún plato principal para el almuerzo o cena, como unos canelones especiales de salchichas, una lasaña... o incluso algún postre, ya sea de chocolate, bizcocho, galletas... Aunque, si tienes tiempo, seguro que no se resiste a preparar y degustar unos deliciosos bombones: sacar tiempo para pasar una tarde cocinando con tu hijo/a seguro que será un premio también para ti.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!