Hámster Enano Chino: compañero de los nómadas

Hámster Enano Chino: compañero de los nómadas

En estado salvaje, estos hámsters solían construir sus madrigueras aprovechando el cobijo que suponían los campamentos que instalaban los nómadas.

Este hámster, que mide sólo entre 8 y 13 cm de largo, procede de las estepas y regiones semidesérticas chinas y mongolas, hábitat que comparte en algunas zonas con el Roborovsky. Este pequeño roedor, conocido también como hámster listado chino o, en ocasiones, simplemente hámster chino, se instala a menudo en las paredes de las tiendas de los nómadas, incluso en los suelos de madera de las casas. Puesto que es un poco vago aprovechará cualquier superficie creada por el hombre para ahorrarse trabajo, pero cuando no le queda otra, durante el verano construye una madriguera. Esta consta de un sistema de galerías que llevan a una cámara con un nido perfectamente acolchado, además de una o varias despensas donde almacena cuidadosamente los alimentos, e incluso destinan un espacio para hacer sus necesidades. Lo cierto es que el hámster enano chino, junto con el Dorado, es uno de los más recomendables para los peques de la casa. Los cachorros criados en casa y acostumbrados al contacto humano son muy sociables y se dejan manipular y acariciar sin ningún tipo de problema. No son nada mordedores, y empiezan su estado de actividad antes que el resto de los hamsters (que como sabemos, suelen ser de hábitos nocturnos). Su pelo es sedoso, tupido y muy agradable al tacto. Todas estas cualidades hacen de él una mascota ideal, pero tenía que haber algún ‘pero’, ya que en ocasiones es difícil encontrarlos en las tiendas... ¡aunque merece la pena intentarlo!

Cuidados

Asegurarse de que el recipiente destinado al agua está lleno y reponer el de la comida cuando sea necesario. Estos roedores son muy dados a transportar la comida en sus abazones (unos sacos que tienen dentro de la boca) y depositarla en su refugio, en la casita o el lugar que hayamos habilitado para que duerma. Esto es debido a que, en estado salvaje, recogen el alimento del exterior y lo almacenan en sus galerías para épocas de escasez. Por todo esto, si les llenamos el recipiente de comida y al poco tiempo ya está vacío, no debemos preocuparnos, no tenemos un super hamster glotón; con toda seguridad lo habrá almacenado dentro de su casa.

Hámster Enano Chino: compañero de los nómadas

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!