Abecedario: de “Dormir” a “Merienda”

Una maestra se ha prestado a jugar al juego del abecedario, de la A de Acogida a la V de Vivir juntos, para ayudaros, a vosotros y a vuestro hijo o vuestra hija, a vivir mejor el primer curso de Educación Infantil.

Dormir

La siesta es obligatoria para los más pequeños: cada cual a su cama, con su peluche. Los horarios no son como los de casa. Las auxiliares los ayudan a acostarse y, generalmente, los maestros toman el relevo cuando toca levantarse. Es otro momento delicado para los niños, pero los adultos están ahí, siempre disponibles para darles confianza. Los más mayores descansan en la clase. Los padres no debéis olvidar que un niño que descansa bien, va más contento al colegio, así que, nada de acostarse tarde.

Éxito escolar

Los maestros de Educación Infantil comprendemos y compartimos el deseo de que vuestros hijos hagan progresos en el colegio. Nuestra experiencia demuestra que para llegar a un conocimiento sólido, los niños tienen necesariamente que pasar por fases que pueden parecer anecdóticas. Pongamos, por ejemplo, la confección de un muñeco de plastilina: ese agradable ejercicio permite que el niño tome conciencia de su cuerpo en el espacio, lo que le permitirá, mucho más tarde, abordar la escritura con facilidad. Nuestro papel como maestros es hacer de vuestros hijos unos alumnos felices, a los que les guste aprender. Por eso desarrollamos las habilidades que preparan a los aprendizajes fundamentales, respetando siempre el ritmo, la personalidad y el bagaje inicial de cada uno.

Jugar

Antes del inicio del curso, tenéis que recordar a vuestro hijo que, a lo largo de la jornada escolar, hay momentos para jugar libremente y otros para realizar actividades más dirigidas. Sí, en el colegio se juega: el juego es incluso el punto de partida de muchas situaciones de aprendizaje. Sin embargo, dado que el colegio es un espacio colectivo, hay que compartir los juguetes del centro. No se pueden llevar los de casa, salvo que lo indique expresamente la maestra.

Maestros y maestras

En un mismo colegio hay enseñantes muy diferentes con los que congeniaréis más o menos. Tendréis que aprender a adaptaros, como lo hacemos con todo el resto de la gente cada día. Nuestras diferencias tienen que estar siempre al servicio de los niños. Y cuando consideréis que realmente la relación es demasiado difícil, venid a vernos, juntos encontraremos un punto de entendimiento para el bienestar de vuestro hijo. Tampoco olvidéis que la directora y los representantes de la A.M.P.A. pueden ser de gran ayuda para desbloquear una situación delicada.

Merienda

El colegio ofrece una merienda a los niños que se quedan por la tarde, después del horario escolar. Los niños quedan a cargo de personas distintas a sus maestros, decídselo a vuestro hijo para que no se sorprenda.

Sophie Chabot y Stéphanie Grison

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!