Golosinas: engordan y no alimentan

Consumir chucherías es una costumbre muy extendida en la infancia fomentada muchas veces por los mayores al ser utilizadas como recompensa o como regalo para los más pequeños de la casa

La mayoría sabemos que no conviene su consumo pero se siguen comprando. Por eso consideramos que es importante saber su composición y el impacto en la nutrición. - Tienen un elevado aporte calórico, debido a la elevada proporción de azucares y grasas. - No aportan nutrientes esenciales, como vitaminas o minerales. - Tienen un elevado contenido en grasas trans, perjudicando los niveles de colesterol. - Reducen el apetito. Si se consumen a la salida de clase restan apetito para las comidas principales, siendo estas incompletas al no terminar muchas veces lo que hay en plato. - Gasto. Los niños suelen gastarse su paga en chucherías.

Tipos de chucherías

- Golosinas: tienen sabor dulce. Contienen azúcar, gelatina, colorantes y aromas artificiales. Son los caramelos, chocolatinas, regaliz, etc. - Snacks: Están hechos generalmente a base de cereales, con cantidad variable de aceite y sal. La mayoría tiene un elevado contenido de grasas. En ambos tipos se emplean sustancias añadidas que contribuyen a aumentar su atractivo (sabor, color…), algunas de las cuales tienen capacidad para evadir los mecanismos naturales de control de apetito. Por todos estos motivos, deben consumirse de forma ocasional. Fijar un día a la semana con los más pequeños de la casa es una buena alternativa.

Alternativas más nutritivas

- Elaborarlas en casa con frutas o frutos secos. Deja que ellos las elaboren y jueguen con la imaginación. - Bocadillo después de clase, un bocadillo de pan con queso, jamón serrano, pavo, jamón york, atún…es una gran alternativa. - Una pieza de fruta. Las chucherías les ayudan a engordar pero no a crecer. Debemos involucrarnos en la alimentación de los niños, para que sea variada y equilibrada. Aportando todos los nutrientes que necesitan garantizamos un mayor rendimiento físico e intelectual Vanessa Buitrago, Nutricionista de

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!