Chuparse el dedo

Una de las principales manías de Jorge es chuparse el dedo.

No ha sido una manía adquirida, ya desde recién nacido, tendía a dirigir su dedito hacia la boca de manera sistemática. Sin embargo, lejos de pasarse con el tiempo, se ha acentuado hasta convertirse en un problemilla. Es tanta su afición, estoy segura que todo empezó cuando viajaba en mi barriga, nació con esta manía de serie, y desde entonces, no pasa un solo día sin que tenga que pronunciar la frase… «Jorge, el dedo».

Yo lo comparo muchas veces con el hábito del fumador, y es que Jorge, se chupa el dedo cuando está cansado, cuando está relajado, cuando está pensativo o cuando algo le provoca miedo o agobio.

Lo curioso del caso es que el acto de llevarse el dedo a la boca va parejo con el de coger la oreja de quien tenga cerca. Cada vez que alguien coge en brazos al niño, él se chupa el dedo, y con la otra mano, engancha la oreja del porteador. El otro día le pillé incluso a dos manos: descansaba sobre su padre mientras veían la tele y, con una mano tenía cogida una oreja de mi marido, y la otra se extendía para chuparse el pulgar y con el meñique enganchar la otra oreja. ¡Inaudito!

Uno de los momentos más hilarantes relacionados con esta manía se produjo en el cole hace unas semanas. Su profe, nos contaba cómo en una de las actividades de control de esfínteres, Jorge estaba sentado en uno de esos váteres pequeños junto con otros compañeros y, cómo no, una mano estaba en su boca, y la otra en la oreja de su compañero de váter. ¡Para haberlo visto!

Su padre y yo, no cejamos en el empeño de que deje esta costumbre, sin embargo, Jorge busca mil artimañas para que no le pillemos in fraganti. El otro día, volvíamos a casa en coche y, por el retrovisor, vi como el pulgar ya estaba dentro de su boca, le corregí la conducta y comenzó a restregarse la cara como si tuviera sueño, para tapar con la mano libre la que tenía en la boca.

Su padre y yo, no paramos de explicarle por qué no debe chuparse el dedo, pero parece que la cosa no va con él, cuando te despistas, y sobre todo, si está relajado, allí está… con el dedo en la boca y la otra mano en su oreja.

¿Tienen vuestros hijos alguna manía parecida? ¿Cómo conseguisteis erradicarla?

Anatol Lapifia

Artículos relacionados

Comentarios (1)

03 oct 2012 18:18 mary

buenos dias:

yo tambien tengoun problema con mi niña, se chupa el dedo y lohace desde bebe para dormirse y selo quitaba y lloraba y como tiene una muñequita que le regalo su tia casi cuando tenia 1 año ahora tiene 4 años y se sigue durmiendo con su muñeca y se chupa su dedito,solo lo hace cuando ya tiene sueño por eso no me preocupa mucho, es normal o existe algun metodo para poder quitarle ese tips o q se puede hacer?

Me dio gusto saludarlos,espero su respuesta.

gracias.