Samoyedo: belleza ártica

Samoyedo: belleza ártica

El nombre de esta raza proviene de la tribu de los Samoyedos, en Siberia.

El origen de estos perros está cargado de historia. Sin ir más lejos, el primer perro que anduvo sobre el polo sur, acompañando a la expedición de su descubridor (Roald Amundsen) era un Samoyedo. En líneas generales, estos perros (al igual que otros como el Husky o el Alaska) eran utilizados como perros de trabajo, especialmente con los trineos. A día de hoy, se han convertido en mascotas cariñosas, obedientes y muy dóciles. Su trato con los niños es intachable y sus lazos de afecto y fidelidad con toda la familia son inquebrantables.

Cuidados

Como es lógico, su largo pelaje requiere de cepillados a poder ser diarios con el fin de mantenerlo en buen estado y sin nudos. A parte de este pequeño matiz, son perros rústicos y duros, por lo que no requerirán de ningún otro cuidado especial.

Samoyedo: belleza ártica

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!