Tortuga de Florida: ¡qué bien me come!

Tortuga de Florida: ¡qué bien me come!

Las tortugas de Florida son omnívoras, por lo que su dieta ha de ser muy variada y acepta un amplio rango de alimentos: desde pequeños camarones, pasando por verduras y hortalizas, hasta pollo, hígado o pescado.

Casi todos los niños pasan por una fase en su vida que desean tener como mascota a una de estas simpáticas tortugas. El Galápago de Florida también se conoce como la Tortuga de Orejas Rojas, debido a la mancha rojiza que posee a ambos lados del cuello, en la parte posterior del ojo. En estado salvaje se encuentran en las zonas del sureste de los EE.UU y también en el noroeste de México. Acostumbran a elegir algunos lugares que se caracterizan por tener abundante vegetación, en pantanos y lagos. La actividad de estas tortugas, unas de las mascotas silenciosas más apreciadas, es completamente diurna. Deberemos tener en cuenta algunos factores al ambientar el espacio que las reservemos, pues son muy sensibles a los cambio en las condiciones.

Cuidados

Estamos hablando de una de las tortugas de agua más populares. Para lograr un desarrollo adecuado, debemos reservar a nuestra mascota un espacio amplio y con un volumen de agua que sea al menos 3/4 del largo de la tortuga. De esta forma, esta se acostumbrará antes al acuario y estará mejor. La temperatura del agua debe estar entre 18 y 25º C, por lo que nos ayudará contar con un termostato. Además, es necesario estar pendientes de la limpieza, por lo que si no disponemos de filtro deberemos cambiarles el líquido al menos una vez a la semana. Son animales omnívoros, comen carne y a medida que crecen se recomienda incluirles vegetales y hortalizas en su dieta. Disfrutan comiendo camarones, gambas y pulgas, además de pescados y vegetales como las lechugas o la coliflor.

Tortuga de Florida: ¡qué bien me come!

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!