Sobrepeso y embarazo

Control del peso de la embarazada

Los países desarrollados están sufriendo una epidemia de obesidad, de la cual, por supuesto, no están exentas las mujeres embarazadas. Sobre todo en el periodo de gestación hay que cuidarse.

Es importante en la embarazada que lleve un control de su peso a través de una dieta adecuada y de ejercicio. Además la mujer debe tener en cuenta que durante el embarazo ganará entre 9 y 12 kilos por lo que debe de cuidarse.

Control del peso de la embarazada

embarazada-sobrepeso

La paciente con sobrepeso y principalmente en la obesa no se acepta el mismo aumento de peso que en la embarazada que no presenta este problema, y este debe ser menor. En concreto, se recomienda que aumente de 7 a 11 kilos, necesarios para contribuir a la ganancia ponderal del feto y a los tejidos de soporte de la madre.

Los aumentos menores se relacionan con un incremento en el riesgo de retardo del crecimiento intrauterino. Las mujeres obesas tal vez podrán controlar su peso durante el embarazo se les advertirá que la gestación no es una época para someterse a un régimen de pérdida de peso. 

En caso de que la gestante sufra un aumento muy brusco de peso, básicamente en los primeros 5 meses de gestación, la revisión ginecología descartará una posible diabetes gestacional. Después de las 20 semanas de embarazo hay que estar atenta a un aumento repentino de peso que si va acompañado de hinchazón en pies, manos y rostro puede desarrollar preeclampsia.

Riesgos de la obesidad en el embarazo

  • El manejo de la obesidad requiere fundamentalmente del consejo preconcepcional que permite a las mujeres con exceso de peso conocer los riesgos que su situación implica para el futuro de su gestación, tales como: 
  • Mayor posibilidad de partos muy prematuros (< 32 semanas) y muertes fetales tempranas o tardías cuando se trata de su primera gestación. 
  • En las mujeres multíparas, es más elevado el riesgo de muerte fetal tardía, a las 28 semanas o posterior.
  • Aumenta la frecuencia de preeclampsia conforme se incrementa el índice de masa corporal.
  • Mayor riesgo de dar a luz un lactante con un defecto del tubo neural, independientemente de su consumo de ácido fólico. 
  • Son más numerosas y frecuentes las complicaciones obstetricias, como un parto prolongado, lo cual aumenta el riesgo de cesárea y aparentemente el de tener un niño muy prematuro. 
  • Mayor riesgo de padecer diabetes gestacional. Esta enfermedad consiste en una alteración del metabolismo de los azúcares del organismo durante el período de embarazo y lleva aparejado como principal complicación, bebés de peso excesivo, frecuentemente por encima de los 4 kilos; situación denominada macrosomía fetal. Si se da esta situación, se ha de seguir una dieta específica.

Teresa de Lope. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Guía de alimentación durante el embarazo

    Guía de alimentación durante el embarazo

  • Dieta en el embarazo

    Dieta en el embarazo

  • Alimentación saludable en el embarazo

    Alimentación saludable en el embarazo

  • Alimentación correcta durante el embarazo

    Alimentación correcta durante el embarazo

  • Alimentación antes del embarazo

    Alimentación antes del embarazo