Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Miedos de los niños. Ayudarles a superar sus temores

Miedos infantiles según la edad del niño

Miedos de los niños. Ayudarles a superar sus temores

Reír, llorar, enfadarse... Experimentar emociones es algo común en niños y adultos. Sentir miedo, también. Es normal e incluso positivo, ya que supone un estado de alerta que protege de posibles riesgos. Hay temores comunes en casi todos los niños, propios de cada etapa evolutiva, los cuales se superarán con un poco de ayuda de forma casi espontánea. Solo debemos preocuparnos si los miedos perduran demasiado o provocan un estado de ansiedad desproporcionado.

Miedos de los niños

Por qué tienen miedo los niños

Temer a los extraños, a separarse de sus padres, a la oscuridad, al colegio... son miedos evolutivos. Son temores comunes a casi todos los niños, la mayoría pasajeros, de poca intensidad y propios de una etapa evolutiva concreta. Están asociados a las distintas fases del desarrollo y van variando a medida que evolucionan las características cognitivas, sociales o emocionales de los niños.

Ahora bien, cada uno, en función de sus características personales y de sus experiencias, vivenciará dichos miedos de forma diferente o en distintos momentos que otros, o incluso no experimentará nunca un temor determinado. No reaccionará de la misma manera un niño que ha sido agredido por un perro que otro cuyas experiencias con animales han sido positivas.

Frecuentemente, los padres recurren al miedo para proteger a sus hijos de situaciones peligrosas (enchufes, animales, tráfico), pero también, les meten el miedo en el cuerpo innecesariamente para controlar su conducta. Es una práctica educativa que, aunque consiga que el niño obedezca en ese momento, puede originar a la larga problemas más serios.

Miedos de los niños según su edad

- Durante el primer año, lo que más los sobresalta es la pérdida de sustentación, los ruidos fuertes, los extraños y separarse de sus padres.
- A partir del segundo año, descubren que hay animales que les pueden hacer daño, que no les gusta la oscuridad, que se angustian cuando se hacen alguna herida y que los asusta lo desconocido. Por ello, siguen sin querer separarse de los padres.
- Con 3 y 4 años sus miedos se hacen más patentes. Su imaginación les juega malas pasadas y elucubran acerca de los monstruos que se esconden en la oscuridad. También los asusta el daño físico y aparece el miedo a los fenómenos naturales (truenos, viento, terremotos).
- Al llegar a los 5 y 6 años, mantienen el miedo a separarse de sus padres, a los animales, a la oscuridad y al daño físico, pero además se suma el miedo a seres malvados (ladrones, secuestradores) y personajes imaginarios (brujas, fantasmas, el “coco”, personajes de dibujos animados). Tampoco les gustan los médicos, sobre todo si llevan bata blanca, y los preocupa la enfermedad y la muerte.
- El niño de 7 y 8 años sigue teniendo miedo a la oscuridad, a los animales y a los seres sobrenaturales, y añade su temor a hacer el ridículo por la ausencia de habilidades escolares, sociales o deportivas.
- De 9 a 12 años disminuye su miedo a la oscuridad y a los seres imaginarios, pero ahora son especialmente sensibles al colegio (exámenes, suspensos), a la aceptación social (integración en el grupo, aspecto físico), a la soledad, a la enfermedad y a la muerte.

La reacción del niño ante el miedo

Cuando son bebés pueden reaccionar con sobresalto o llanto; más tarde, además de llorar, intentan evitar a toda costa la fuente que les causa el temor, buscan la compañía de un adulto que los proteja.

A veces, simplemente, experimentan algún cambio en su conducta habitual, por ejemplo, pueden manifestar alguna regresión en sus hábitos, volviéndose a hacer pis en la cama o a chuparse el dedo cuando ya habían dejado de hacerlo.

Los miedos no son motivo de grandes preocupaciones, pero si son tan intensos y persistentes que repercuten negativamente en el desarrollo del niño, en su vida cotidiana o en sus estudios, y la familia, a pesar de sus esfuerzos, no sabe cómo manejar la situación, sería conveniente visitar a un profesional.

Cómo ayudar al niño a superar el miedo

· Primero, identificar lo que produce miedo.
· Hablar sobre las cosas que le causan temor, que se sienta escuchado.
· Tener un talante comprensivo. Procurar que no se sienta avergonzado ni regañado. 
· Transmitirle seguridad y confianza, siempre con un tono relajado.
· Alentarle a que se enfrente a sus temores de forma gradual, aunque al principio sea con nuestra ayuda, sin forzarlos y elogiando sus conductas valerosas.
· Fomentar su autoestima y autonomía. 
· Enseñarle maneras de contrarrestar la ansiedad: escuchar música, relajarse, o actividades que le mantengan ocupado (contar fichas, enumerar comidas favoritas).
· Concederle algún poder sobre la situación (encender una pequeña luz, tener una pequeña mascota).
· Predicar con el ejemplo, de forma que tenga en nosotros un modelo adecuado de superación.
· Ofrecer al niño una visión positiva del mundo. Hay que enseñarle a no preocuparse excesivamente por las cosas y a encontrar soluciones a los problemas que le surjan.
· Mucho humor. Un buen antídoto contra el miedo es transformar aspectos aterradores en características graciosas mediante dibujos y bromas.

Qué no hacer si el niño tiene miedo

· No se debe ignorar el miedo. Frases del tipo “no te asustes, no tienes motivo” o “tienes que ser valiente” le hacen sentirse incomprendido y solo ante el peligro, ya que si sus padres niegan su miedo, seguramente no le van a poder ayudar a superarlo.
· Tampoco hay que reaccionar de forma exagerada. El niño puede ver en ello más atención y concesiones de las normales, que le libran de tareas y obligaciones, reforzando accidentalmente los temores.
· No burlarnos del niño, ni regañarle. La ridiculización no le hace menos miedoso, solo merma la confianza en sí mismo y hace que trate de ocultar su miedo.
· No evitarle los objetos y hechos que teme, ya que así supera momentáneamente el miedo, pero no le ayuda a vencerlo definitivamente.
· Permitir al niño dormir en la cama con los padres debe ser algo muy excepcional, como motivo de fiesta, pero nunca como medio para solucionar el problema.
· No mentir al niño. La información sobre un hecho que le sobrepasa (por ejemplo, vacunarse) le puede ayudar a controlarlo. Simplemente hay que explicarle las cosas de manera sencilla para que las pueda entender.
· Si son niños especialmente temerosos, evitar las historias de ogros, fantasmas o brujas, o actividades que puedan asustarlos (películas de miedo, sustos...), sobre todo antes de irse a dormir.
· No transmitirles nuestros temores personales.

Virginia González. Psicóloga y maestra de Educación Infantil

Virginia González

Artículos relacionados

9 comentarios

Avatar

  • Maite Ayala
    Maite Ayala

    08/10/2013 15:05

    mi hijo de 9 años sufre de miedo a la noche, a la oscuridad, a los ruidos. Vivimos en el campo, nuestra casa tiene el techo de madera, así que los ruidos son algo cotidiano. Sin embargo no logramos que duerma en su cama (lo hace con su hermano, que tiene su cama justo al lado de él) o con la luz apagada. ¿Qué nos recomienda?

    Valorar
    Responder
  • glenda
    glenda

    06/08/2013 15:55

    Algún libro para recomendar para que lea una nena de 9 años y siente miedo? alguna historia con moraleja..etc...?

    Valorar
    Responder
  • minerva
    minerva

    21/07/2013 05:20

    buenos dias mi hijo tiene miedo a morir todo le da miedo hasta sus propias manos no se que hacer me preocupa mucho menciona que llueve y cae relampagos porque piensa que le ba a caer un rayo y no puede dormir porque tiene miedo a no despertar jamas

    Valorar
    Responder
  • CONCHI AYALA
    CONCHI AYALA

    07/05/2013 09:30

    para que lo leas

    Valorar
    Responder
  • Marlenne Flores
    Marlenne Flores

    26/04/2013 20:47

    Mi hijo Paul de 5 años tiene poco que se enfermo del estomago y se inflamo como un globito y ya lo lleve al medico y tambien le sobaron la pancita, cuando le sucedio esto precisamente se estaba bañando, ahora ya no quiere bañarse porque dice que se le va a iflar el estomago, tiene miedo a morir, se toca su cuerpo, dice que tiene aguado los labios, tiene mucho temor, me ha bajado el rendimiento en la escuela. ya no se como ayudarlo, tambien ha bajado su peso no quiere comer bien, su actitud ha cambiado mucho solo quiere estar con migo.

    Valorar
    Responder
  • fernando hernandez
    fernando hernandez

    28/01/2013 00:24

    gracias por este trabajo tan maravilloso acerca de los niños y sus miedos así aprendo mejor.

    Valorar
    Responder
  • Jessica Aroca
    Jessica Aroca

    23/12/2012 05:07

    Buen dia, la situación es la siguiente mi hermanita tiene la edad de 4 años y tiene un profundo miedo a los villancicos navideños , se desespera y dice que siente algo pero que no lo puede ver su mirada se pierde e inicia a llorar, no logró comprender por que y así le hable no comprendo su miedo , no se que hacer , ya le pregunté que si alguien la molesta con eso y dice que no , aparte de que también tiene un gran miedo a el tema de la muerte . Le estaría muy agradecida por su ayuda con una respuesta para esta situación

    Valorar
    Responder
  • Estrella
    Estrella

    01/11/2012 13:04

    Creo que cada niño o niña vive su proceso evolutivo manifestándonos a los adultos lo que sienten y como viven las situaciones en los diferentes ámbitos. Y el tema de los "miedos" en muchas ocasiones son una "llamada de atención" de ello. Una forma de comunicarse. Independientemente de nuestro "acompañamiento" como padre o madre, debemos apoyarnos en la orientación de los/as profesionales infantiles ante nuestras dudas y apoyos en el bienestar de les nenes.Pues somos padres o madre, subjetivos con nuestros/as hijos/as ....

    Valorar
    Responder
  • ANGELICA RODRIGUEZ
    ANGELICA RODRIGUEZ

    29/10/2012 19:42

    MI HIJO DE 13 AÑOS, CUANDO DUERME DE REPENTE SUFRE DE SOBRESALTOS, Y TIEMBLA COMO QUE SU CUERPO BRINCA Y SU MIRADA SE PIERDE
    ¿QUE LE PASA? LE HA OCURRIDO DOS VECES EN DOS MESEs

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (9 Elementos)

  • cuentos-tradicionales

    Cuentos tradicionales

  • Jugar a cantar

    Jugar a cantar

  • juegos

    Juegos y actividades

Cuentos tradicionales

  • CAPERUCITA ROJA  - Cuentos infantiles

    CAPERUCITA ROJA - Cuentos infantiles

  • CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

    CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

  • Cuento infantil

    Cuento infantil "Un elefante

  • Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

    Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

  • Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

    Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

  • Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

    Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

  • Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

    Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

  • LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

    LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

  • El gatito desordenado. Cuento Infantil.

    El gatito desordenado. Cuento Infantil.

  • Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

    Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe información de las mejores actividades y planes con niños. Además, todo sobre la educación y cuidado de los hijos.


Revista del embarazo semana a semana