Pautas para educar a un hijo único

La educación del hijo único: ¿qué evitar y potenciar?

Son muchos los tópicos que giran en torno al hijo único. Tradicionalmente se ha considerado a los hijos únicos malcriados, egoístas, redichos o con dificultades para relacionarse con otros niños. Pero realmente no siempre se cumplen estas premisas... La experiencia de ser hijo único conlleva de entrada una serie de ventajas e inconvenientes, que se pueden potenciar o mitigar. Ser hijo único no determina en sí mismo el futuro del niño, sino que su evolución depende de la educación que reciba.

La educación del hijo único: ¿qué debemos evitar?

Educar al hijo único

Es muy fácil caer en la tentación de mimar o proteger en exceso a nuestros hijos, tengamos uno o varios, pero, si se trata de hijos únicos, todo resulta más evidente y crucial. Pautas para educar a un hijo único.

1. La exuberancia material. Es fácil escuchar a los padres el deseo de que a sus hijos «no les falte de nada». Darle a nuestro hijo todo lo que no tuvimos cuando éramos niños es uno de los errores más frecuentes. Los padres tenemos la obligación de evitar que nuestro hijo caiga en el consumismo. Debe aprender a contenerse y vivir la experiencia del deseo y la espera para que pueda continuar soñando.

2. Atención excesiva. Dedicarle a nuestro hijo la atención que necesita para sentirse querido está muy bien, pero no hay que consentir que se convierta en un tirano exigente. No hace falta estar pendiente de él las 24 horas del día. Establecer unos límites y aprender a decir que no es fundamental.

3. Consentir demasiado. A veces, los padres están tan encantados con su hijo que apenas son capaces de negarle nada. De este modo, el niño pronto aprende que puede hacer todo lo que quiera.

4. Proteger demasiado. La mayoría de los padres de hijos únicos procuran estar siempre pegados a ellos para que no les ocurra nada malo y resolverles todas las dificultades. Pero el temor y la dedicación excesiva por parte de los padres limita el comportamiento del hijo y le vuelve temeroso, tímido y más cauto de lo normal.

5. Compensar demasiado. Con frecuencia los padres, al sentirse culpables por no haber tenido más que un hijo, suelen verle como un niño especialmente solitario y con un fuerte deseo (frustrado) de tener un hermano, por lo que tratan a toda costa de suplir las posibles carencias, sobre todo, si pasan poco tiempo a su lado. Se puede disfrutar de la paternidad y criar sanamente a un hijo único, incluso más y mejor que personas que decidieron tener varios hijos simplemente porque se dejaron presionar por los demás.

6. Buscar excesivo perfeccionismo. Los progenitores de un hijo único pretenden que el niño sea perfecto y el mejor en todo momento porque tienen todas sus expectativas depositadas en él. Esto le suele suponer al niño una presión tal que en muchas ocasiones le impide actuar por miedo a quedar como un fracasado frente a sus padres.

7. Tratar al niño como un adulto. Muchas veces, por el modo en que se expresa, puede parecer que el hijo único está adelantado en relación a su edad y que es un portento. Esta imagen de madurez es debida a que el único modelo de lenguaje y comportamiento que tiene son sus padres, pero en realidad sigue siendo un niño.

Educar a un hijo único: ¿qué potenciar?

Entre las pautas para educar a un hijo único hay algunos aspectos que debemos potenciar:

1. Aprender a decirle no. A medida que el niño crece pone al adulto a prueba de todas las maneras posibles para obligarle a ceder. No se pueden satisfacer todos y cada uno de sus caprichos. Hay que establecer unos límites claros, la ambivalencia es nuestra perdición.

2. Integrarle en la sociedad. Al crecer sin hermanos y vivir sólo con adultos, les puede resultar más difícil compartir, relacionarse e integrarse con sus iguales. Por ello, los padres deben procurar que su hijo tenga contacto con otros niños desde muy pequeño, bien asistiendo a la guardería, invitando amigos a casa, llevándolo al parque o con miembros de su familia.

3. Descubrirle el valor de la soledad. Muchos padres de hijos únicos apuntan a sus pequeños a un sinfín de actividades para rellenar su agenda. Hay que buscar un equilibrio entre la relación social, el estímulo de las actividades y la oportunidad de aprender a emplear a su gusto su tiempo libre.

4. Animarle a investigar. Siempre y cuando no ponga en peligro su salud o bienestar, hay que dejar que experimente por sí mismo. Debemos ofrecerle oportunidades para que pueda explorar y tomar algunas decisiones por su cuenta.

Ventajas y desventajas de tener un hijo único

Las ventajas de tener un hijo único

- Se le puede dedicar más tiempo y más recursos.
- Los conflictos de relación y autoridad se reducen, ya que no existen disputas por el espacio o la atención de los padres.
- El niño vive con una carga menor de ansiedad y se siente muy querido, muy seguro de sí mismo y con una autoestima muy alta.
- Su desarrollo lingüístico es sorprendente y los resultados académicos suelen ser muy buenos debido a la intensa relación que tiene con los adultos y la gran atención y estimulación que recibe de sus padres.
- Desarrolla mucho su imaginación, aprende a entretenerse solo y favorece su afición por la lectura.

Desventajas de tener un hijo único

- Todas las expectativas y exigencias familiares recaen exclusivamente sobre el hijo único.
- Se acostumbran a ser el centro de atención, lo que los hace más egocéntricos, impacientes y egoístas, ya que no están acostumbrados a compartir.
- Los padres se sienten culpables de no dar a su hijo un hermanito y tratan de protegerle en exceso para compensar las carencias que le haya podido ocasionar criarse en soledad.
- Al convivir sólo con adultos, pronto interiorizan el lenguaje, la forma de pensar y el comportamiento de las personas mayores, por lo que suelen madurar a una edad demasiado temprana.

Virginia González. Psicóloga

Comentarios (6)

28 sep 2016 01:50 ELIE

Tengo una nena de 6 años y es hija única, Soy la persona con la que mayormente pasa el tiempo, Es buena estudiante pero su problema radica en la desobediencia la mentira y el desapego a las personas incluyéndome soy su mamá. He parado mi trabajo por estar junto a ella pero ahora necesito trabajar, como puedo cambiar eso en ella y que juegos podría indicarle para que juegue sola.

11 mar 2016 16:27 Adelina Moreno

Hola buena tarde como hago para que mi hijo se interese en la escuela, ya que es hijo unico y tiene muy malas notas tiene 9 años y cada año es el mismo problema.

20 ene 2016 18:18 juan carlos sarmiento

Tengo 50 años y 3 hijos a los que hemos amado y dado el mismo trato por igual, fuimos padres de nuestro 3 hijo a los 39 años y ha sido para nosotros otra bendición pero con muchos inconvenientes en su crianza debido a su personalidad rebelde, ha sido muy difícil hemos acudido a psicólogos, libros, charlas para tratar de llevar una relación sana y ver que nuestro niño se convierte en una persona de bien y es por esto que acudimos a este medio en busca de ayuda, cuando vimos las recomendaciones sobre esta web nos dimos a la tarea de hacernos a este material universiaglobalpuntocom sección Crianza y Familia y ahora nuestra vida es otra, nuestro hijo ha dado un cambio total y por supuesto la armonía en nuestro hogar es una bendición.

03 jun 2015 14:29 gabriela

tengo un hijo pero,esta muy caprichoso se le da todo no le falta nda ,cuando viene el padre lo pelea,y el padre se siente mal porq no lo ve todo el dia y cuando esta no le hace caso quiere hacer lo que el quiere conmigo tambien la pediatra lo mando a estimulacion temprana ya no sabemos que hacer

28 oct 2013 18:54 imelda

es complicado educar un hijo único , yaque toda la responsabilidad recae sobre la mama, porque el papa sale a trabajar , y en ocasiones ni por la noche esta, hay momentos que no se como manejarlo porque se pone histerico, cuando no tiene con quien jugar.

01 ago 2013 04:16 Guadalupe

me encanto el documental.

Artículos relacionados