Lagartija Cenicienta: Made in Spain

Lagartija Cenicienta: Made in Spain

Las lagartijas Cenicienta son bastante comunes en la península ibérica, especialmente en las regiones del mediterráneo.

La lagartija Cenicienta se encuentra principalmente en las regiones de clima mediterráneo de la Península Ibérica y del sureste de Francia. Se suele mover por regiones llanas o sin mucho relieve, y prefiere los lugares pedregosos, abiertos y con algún matorral Estas pequeñas lagartijas pueden alcanzar un máximo de 15 cm, de los que casi 10 corresponden a la cola. El colorido que pueden adquirir es muy variable, y pueden tener el dorso de tono pardo, grisáceo u oliva acompañado de manchas oscuras, blancas o amarillas. Las partes inferiores suelen ser siempre de tonos más claros, y los machos en celo presentan líneas verdosas en el costado. Como mascota, es un animal desconfiado y tímido que correrá a esconderse a la menor señal de peligro. Sus hábitos son diurnos, y no está adaptada a trepar. En cuanto a su idoneidad como animal de compañía de los niños, salta a la vista que no es el más indicado, aunque puede ser una buena oportunidad para enseñarles las responsabilidades que conlleva una mascota y los cuidados que debemos tener con los animales.

Cuidados

A la hora de preparar el terrario para la lagartija Cenicienta, lo más recomendable es intentar recrear el ambiente que esta tendría en su hábitat natural. Este animal necesita suelos arenosos, raíces, partes enmarañadas y algo de matorral para encontrar refugio cuando lo considere necesario. En cuanto a su alimentación, se basa en pequeños artrópodos, entre los que se incluyen todo tipo de insectos así como las arañas.

Lagartija Cenicienta: Made in Spain

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!