Un hijo cambia la vida

Cambios de la vida en familia

Tener un hijo, es uno de los acontecimientos que cambia la vida de una persona. Es importante, en especial los padres primerizos, saber con antelación lo que los aguarda.

La falta de información se traduce en sentimientos de abandono, inseguridad, celos e incomprensión en uno o ambos miembros de la pareja, explican los expertos. 

Cambios en los padres 

ser padres

Las madres se sienten a menudo exhaustas pero están convencidas de que nadie lo hace mejor que ellas y por ello depositan toda la carga del cuidado del hijo a sus espaldas y no aceptan ayudas de la pareja, la madre, la suegra o la amiga que podrían ser valiosísimas.

Por su parte, los padres sienten que no hacen nada a derechas, que su aportación es ridícula y que realmente no tienen espacio en la vida del recién nacido.

Para evitar malentendidos y situaciones límite, los expertos sugieren estudiar en pareja las posibles situaciones y soluciones antes de que nazca el bebé y enfocar su llegada como una oportunidad para el acercamiento, en lugar de como una complicación.

Si los padres ven la llegada del bebé como algo positivo para la relación y no como un obstáculo que puede separarlos, se minimizará la sensación de soledad y abandono que experimenta cada uno a menudo, señalan los especialistas.

Seguir estas pautas también puede ser de gran ayuda:

  • Lee textos que den pautas sobre cómo debe enfrentarse la pareja a la paternidad/maternidad. 
  • Asiste con tu pareja a clases de educación prenatal.
  • Habla con otras madres y padres de los problemas de la crianza, intercambia información y consejos con ellos.
  • Piensa en las tareas cotidianas que te será imposible cambiar y en cómo llevarlas a cabo con el mínimo esfuerzo y estrés. 
  • Reserva tiempo y espacio para tu pareja. 
  • Recuerda que los límites te los pones tú y los antiguos estereotipos acerca de la maternidad.

Cómo prevenir la depresión postparto

Los cambios hormonales, metabólicos, sanguíneos, inmunitarios que se producen en el organismo de una mujer antes y después del parto son monumentales. Por si no fuera bastante, la falta de sueño, las nuevas responsabilidades se suman para producir un gran desgaste mental y físico.

Es comprensible que el postparto sea un periodo de sentimientos extremos: tristeza y felicidad; lloros y risas; ansiedad y apatía. Aunque esas sensaciones son normales, se cobran un precio. El mejor remedio para enfrentarse a los cambios de la nueva situación es pensar en cuidarse:

  • Durmiendo bien. 
  • Adoptando una dieta sana.
  • Haciendo ejercicio de forma moderada.
  • Teniendo una vida activa también fuera de casa.
  • Escuchando al cuerpo cuando pida descanso.
  • Aceptando la ayuda de personas responsables.
  • Siendo receptiva al afecto de la pareja.
  • Comentando la experiencia de la maternidad con otras mujeres.
  • Acudiendo al médico si la situación de agotamiento, ansiedad o tristeza persiste.

Los síntomas de depresión postparto

  • Cansancio constante y cambios de humor intensos. 
  • Desinterés social y falta de deseo sexual. 
  • Sensación intensa de falta de libertad y de fracaso. 
  • Falta o exceso de preocupación por el bebé; falta de interés por la propia persona o demandas excesivas hacia otras personas. 
  • Insomnio severo. 


Estos síntomas requieren acudir al médico cuanto antes. El tratamiento suele incluir psicoterapia.

Marisol Guisasola. Periodista

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • La relación de pareja después de ser padres

    La relación de pareja después de ser padres

  • El papel del padre en el parto

    El papel del padre en el parto

  • El papel del padre después de nacer el bebé

    El papel del padre después de nacer el bebé

  • El ABC del nacimiento

    El ABC del nacimiento

  • Depresión y embarazo

    Depresión y embarazo