La maleta para el hospital, preparativos para el parto

Qué necesitas llevar en la maleta del hospital

Si ya sabes tu fecha probable de parto, conviene que desde el octavo mes de embarazo tengas prepaparada la maleta para el hospital. Una cosa es la maleta del bebé y otra muy distinta es tu maleta o tu bolsa en la que debes colocar todas las cosas necesarias para una estancia de tres a cinco días en el hospital Es importante tener a mano todo lo que nos permita estar cómodas y por qué no, guapas. Se acerca el gran día, el día del parto. Es hora de hacer el equipaje para tu próxima estancia en la maternidad. ¿Quieres algunas sugerencias?

Ropa premamá para el hospital

Embarazada, la maleta del hospital

Da prioridad a la ropa práctica y cómoda, de acuerdo, pero procura que sea favorecedora. Escoge cuatro o cinco atuendos, con camisas abiertas si piensas dar de mamar al niño (¡no te olvides del sujetador de lactancia!), o conjuntos de camiseta y malla. Lleva varios cambios de ropa interior y no olvides de meter en la maleta unos calcetines aunque sea verano porque es posible que sientas los pies fríos durante el parto. La bragas desechables son prácticas en estos momentos y tienen la ventaja de que se quitan fácilmente para llevar a cabo las curas. No olvides las zapatillas o unas bailarinas para pasear por el pasillo.

Artículos de higiene para después de dar a luz

Un paquete de compresas de celulosa no te puede faltar. En caso de que te practiquen una episiotomía, serán necesarias porque garantizan la transpiración a diferencia de las que llevan una capa de plástico impermeable. Para el cuarto de baño: no olvides el gel de ducha, el champú, la crema desmaquilladora, el nebulizador, los pañuelos de papel...todo lo que te sea de utilidad para lavarte y refrescarte. Si te han practicado una cesárea, tendrás que esperar un poco para poder ducharte o lavarte el pelo. En ese caso, utiliza toallitas refrescantes y un champú seco. Y para estar guapa, no te dejes la crema hidratante, un antiojeras, el colorete y brillo de labios: eso bastará para hacer que destaque tu encanto natural. Ya verás, ¡tus familiares y amigos se quedarán pasmados de tu buena cara!

Evita las colonias y los perfumes tras dar a luz, ya que tu bebé se guiará por el olfato para reconocerte al principio y es bueno para él ofrecerle tu olor natural. 

Documentación para el hospital

Además, no olvides los papeles que vas a necesitar en la maternidad (tarjeta sanitaria, certificado de la mutua, libro de familia, historial del embarazo...) y, sobre todo, indica al futuro padre dónde los guardas, pues tendrá que ser él el que los coja en el momento adecuado.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados