Episiotomías en el parto

Cirugía en el parto

La episiotomía es el corte practicado a la embarazada en la zona del perineo para facilitar la expulsión del bebé, puede evitarse con una rutina de masajes y ejercicios.

Es un pequeño proceso quirurgico para facilitar a la mujer el momento del parto. Asimismo, te indicamos qué complicaciones puede ocasionar, si tiene riesgos para el bebé y cómo curarla.

Cómo evitar la episiotomía

episiotomia

  • Masaje perineal. A partir del sexto mes de embarazo puedes empezar a realizar un masaje en la zona vulvar y del periné, que consiste en lubricar con aceite de rosa mosqueta el dedo pulgar y realizar movimientos en forma de U en la parte inferior de la vagina con cierta presión durante 5-7 minutos una vez al día. 
  • Ejercicios de Kegel. Se pueden realizar desde el inicio de la gestación y consiste en contraer la musculatura perineal los músculos que rodean la uretra, la vagina y el recto como si se quisieras retener la orina y realizarlo unas 10 -15 veces al día.
  • Yoga/Pilates. Las tablas de ejercicios dirigidas a embarazadas ayudan a mejorar el tono de la musculatura pélvica.
  • Control de los pujos. En el momento del parto, durante el expulsivo, se pueden realizar los pujos en espiración, es decir, soltando el aire por la boca sin retenerlo en los pulmones.
  • Compartir con el ginecólogo o la matrona la intención de que la episiotomía no sea una práctica rutinaria.

Riesgos de la episiotomía

  • Mayor dolor perineal tras el parto.
  • Infección e inflamación. 
  • Mayor pérdida de sangre.
  • Dificultad en la recuperación de los músculos del suelo pélvico.
  • Incontinencia urinaria o fecal.
  • Retraso en la capacidad de iniciar las relaciones sexuales.
  • Mayor riesgo de desgarros rectales.
  • No, la episiotomía afecta a la musculatura perineal de la madre.
  • Sólo sería beneficioso para el bebé si hubiera necesidad de abreviar el trabajo de parto, o si necesitara más e espacio vaginal para nacer.

Curar una episiotomía

Tanto si tienes episiotomía como si los puntos son por un desgarro vaginal, los cuidados deben ser:

  • Higiene abundante con agua y jabón al menos una vez al día y después de cada deposición.
  • No es necesario utilizar ningún antiséptico.
  • Cambiarse de compresa a menudo.
  • Usar compresas de algodón u obstétricas.
  • No estar mucho tiempo sentada, si das el pecho a tu hijo, prueba diferentes posturas.
  • Bebe mucho líquido para que la orina esté más diluida y para evitar el estreñimiento.
  • Acude a la revisión con tu matrona entre el 7º y 10º día posparto.

Ana Tejeda. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Preparación al parto y educación maternal

    Preparación al parto y educación maternal

  • Fases y etapas del parto. El trabajo de parto

    Fases y etapas del parto. El trabajo de parto

  • Parto prematuro

    Parto prematuro

  • Cómo saber si estoy de parto

    Cómo saber si estoy de parto

  • Inducción del parto

    Inducción del parto