Viajar con seguridad en el embarazo

Viajar con seguridad en el embarazo

Cuando el embarazo transcurre con normalidad, es posible viajar tanto por vía aérea (avión) como por vía terrestre (coche, tren o autobús).

En todos los casos, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Siéntate correctamente: reposacabezas del asiento a una altura que proteja tu cabeza y cuello, espalda bien apoyada en el respaldo, y piernas en ángulo recto con el suelo o cruzadas a la altura de los tobillos.
  • Moviliza las piernas frecuentemente (puedes realizar movimientos  circulares con los pies).
  • A ser posible, descansa (en el caso del coche) o levántate (tren o avión) cada 2 o 3 horas. Aprovecha este momento para ir al servicio, caminar unos minutos y beber o comer algo.
  • Utiliza ropa cómoda y holgada. Evita los calcetines y medias que produzcan compresión. Ponte un calzado confortable.

 

Viaje en coche: la legislación actual obliga al uso del cinturón de seguridad. Éste debe estar en contacto directo con tu cuerpo, sin holguras.

La banda inferior ha de quedar lo más baja posible y bien ceñida a la pelvis, nunca sobre el vientre. La banda superior ha de quedar entre los dos pechos y pasar alrededor del vientre, no por encima de éste.

Viaje en avión: te conviene  sentarte en la primera fila o al lado del pasillo para poder estirar las piernas.

Es aconsejable evitar los viajes largos, sobre todo hacia el final del embarazo, y que supongan cambios importantes en tus hábitos de vida (dieta, descanso, horas de sueño, posibilidad de tener asegurada la asistencia sanitaria en caso de urgencia…)

 

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados