Enfermedades comunes del niño: apendicitis

Causas y síntomas

El primer síntoma es dolor alrededor del ombligo, que puede ser débil, pero que se va intensificando gradualmente.

Enfermedades comunes del niño: apendicitis

Qué es apendicitis

Se denomina apendicitis a la inflamación de una zona del intestino llamada apéndice. Localizada en el lado derecho del tercio inferior del abdomen, tiene forma de tubo alargado, aspecto como el de una lombriz, mide de 5 a 8 cm. de longitud y unos milímetros de ancho, y se comunica con el ciego (primera porción del intestino grueso).

La apendicitis es la urgencia quirúrgica abdominal más frecuente en pediatría, y puede presentarse a cualquier edad, aunque es más frecuente entre los 6 y los 10 años y excepcional antes de los 2 años.

Causas de la apendicitis

Estrechez del tubo, con pliegues en la mucosa que favorecen la acumulación de materia fecal, produciéndose así la multiplicación de bacterias que normalmente se encuentran en el intestino grueso.
Edad: es más frecuente en niños de entre 7 y 15 años de edad porque, a esa edad, hay mayor cantidad de tejido linfático en las paredes del intestino grueso.
Mala alimentación por ingesta deficiente de fibra (en verduras, frutas, legumbres, cereales integrales).
Acumulación (en el área del apéndice) de pequeños fragmentos de heces con restos vegetales y de semillas que no son eliminados por el organismo.
Infecciones bacterianas, como la de la salmonella.

Síntomas típicos

El primer síntoma es dolor alrededor del ombligo, que puede ser débil, pero que se va intensificando gradualmente. En pocas horas, el dolor se desplaza a la fosa iliaca derecha (lado derecho del abdomen, por debajo del ombligo). El dolor viene acompañado generalmente por vómitos, aumento de la temperatura (aunque puede no alcanzar los 38ºC), pérdida de apetito, náuseas, estreñimiento y, con menor frecuencia, diarrea o molestias urinarias. El dolor abdominal puede empeorar al caminar o toser.

Tratamiento de la apendicitis

El tratamiento es siempre quirúrgico (apendicectomía o extirpación del apéndice) y debe ser lo más rápido posible, para prevenir una peritonitis y otras complicaciones graves.
La intervención puede realizarse con la técnica clásica o mediante cirugía laparoscópica (que apenas requiere una pequeña incisión). Se aconseja la toma de antibióticos antes de la intervención para disminuir el riesgo de infecciones. En el postoperatorio, se continúa con el tratamiento antibiótico hasta que lo estime el médico. Muy importante: comenzar cuanto antes, y con ayuda de analgésicos, una movilización auxiliada. La alimentación oral se reinicia cuando la movilidad intestinal (peristaltismo) lo permite.
Si la operación revela que el apéndice no está inflamado, el cirujano lo extirpará de todos modos, y explorará el resto del abdomen en busca de otras causas del dolor.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!