Shih Tzu: hecho a medida

Shih Tzu: hecho a medida

Una Emperatriz china encargó a unos criadores que le crearan ‘un perro de compañía sociable, poco ladrador, con el manto largo para calentarse las manos y silencioso en su movimiento’. El resultado, la raza Shih Tzu.

El Shih Tzu, cuyo nombre significa en chino ‘perro león’, es una raza originaria del Tíbet. El propio Dalai Lama solía entregar algunos de estos perros a las familias reales chinas, pues aseguraba que atraían la buena suerte. Algunos expertos aseguran que el origen del Shih Tzu se remonta al año 1000 a.C. Estos perros son muy activos, despiertos y les encanta jugar continuamente. Son muy fieles, nada agresivos y nos pedirán afecto a todas horas. Algunas veces pueden mostrase un poco obstinados, aspecto este que se puede corregir con un entrenamiento firme y desde cachorros. No suelen dar problemas al convivir con otros perros, es muy cariñoso y bueno con los niños. Disfruta de la compañía de las personas y no tiene ningún problema para vivir en un piso pequeño.

Cuidados

Si vamos a tener un Shih Tzu, debemos saber primero que el cuidado y las atenciones en el pelo de este animal serán fundamentales. Es necesario peinarlos cada día ayudándonos de un cepillo de cerdas medianas. Una ventaja sobre otras razas es que sueltan muy poco pelo y no tiene periodos de muda.

Shih Tzu: hecho a medida

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!