Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Cómo educar al niño para que sea independiente

Consejos para enseñar a os niños a ser autónomos

Cómo educar al niño para que sea independiente

Cuando los padres se plantean cómo deben educar a su hijo en función de los valores que quieren que éste tenga, siempre surge el atributo de la independencia; todos los padres tienen del futuro de su hijo la imagen ideal de criar a una persona que sepa afrontar los problemas y resolverlos por sí misma, entre muchas otras cosas positivas.

Pero, ¿cómo educar a un niño para que sea independiente? Muchos padres, al tratar de resolver esta pregunta caen en un error, y es el de dar esta “independencia” demasiado pronto al niño para que la aprenda por sí mismo; En este caso se está confundiendo la independencia con alguna forma de soledad.

Niños independientes

¿Cómo lograr que un niño sea autónomo y resolutivo?

Como todo, enseñar a un niño a ser independiente depende de la siempre complicada tarea de encontrar un término medio, el que hay entre “ayudar” y “dar las cosas ya hechas”. Para educar a una persona independiente es necesario seguir una pauta: primero se enseña, luego se ayuda y por último se deja solo al niño con la tarea.

No se puede llegar directamente al último paso, pues así sólo lograremos sembrar dudas e inseguridades. Cuando enseñamos a un niño qué tareas debe realizar y cómo debe hacerlas no estamos mermando su capacidad para pensar por sí mismo, sino sólo enseñándole, para que así adquiera seguridad en lo que hace. La capacidad de deducir por sí mismo qué debe hacer o cómo debe resolver un problema vendrá más tarde; no podemos forzar que esto pase desde el primer momento, pues sólo lograremos lo contrario.

Eso sí, debemos calibrar cuándo el niño hace por sí mismo menos de lo que debería, teniendo en cuenta lo que ya le hemos enseñado, o las veces que le hemos corregido; no hay que caer en el “tardo menos en hacerlo yo que en explicarle otra vez cómo se hace”.

La independencia requiere esfuerzo por su parte, y paciencia por la de los padres. La mejor forma de educar a una persona independiente es, como siempre, mediante el ejemplo: si ve cómo nos enfrentamos a los problemas, entenderá por sí mismo cómo debe hacerlo. Esto, unido a las explicaciones que le proporcionemos, será de gran ayuda para lograr que el niño sea resolutivo y autónomo.

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar