La depresión en niños y adolescentes

Cómo detectarla pronto y cuándo pedir ayuda

La depresión es una enfermedad psiquiátrica bastante frecuente y seria en niños y adolescentes, pero comenzar a tratarla a tiempo puede ser de gran ayuda. Se trata de una enfermedad clasificada dentro de los llamados trastornos del humor, y está descrita desde hace siglos en distintas culturas. Hasta los años 1980 los médicos creían que los niños no podían tener depresión, al carecer de la madurez suficiente para sentir depresión. Sin embargo, distintas investigaciones recientes nos muestran que sí la padecen, con síntomas a veces parecidos a los de los adultos, y también con otros síntomas específicos y diferentes según la edad.

La frecuencia de la depresión en niños y adolescentes

La depresión en la adolescencia

Aproximadamente un 5%, o uno de cada 20 niños y adolescentes, tendrá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años. La realidad es que menos de la mitad de éstos niños reciben un tratamiento adecuado, lo que explica que la depresión sea hoy en día la primera causa de baja laboral en adultos en Estados Unidos, y el suicidio la tercera causa de muerte en jóvenes entre 15 y 24 años, y la sexta en niños entre 5 y 14 años de edad.

Causas de la depresión

No se conoce la causa de la depresión, aunque sí sabemos que tiene un fuerte origen biológico. Los genes que heredamos de nuestros padres y que son influenciados por las experiencias que tenemos en nuestra vida, pueden predisponernos a padecer depresión. Pero ésta predisposición o vulnerabilidad hacia la depresión generalmene suele ser activada por los acontecimientos vitales que nos suceden.

Los niños que sufren un fuerte stress, o que tienen una pérdida significativa en la familia; o niños con problemas de atención, del aprendizaje, de la conducta o de ansiedad tienen más riesgo de sufrir depresión. Otros problemas como abuso de sustancias (alcohol, marihuana, etc) con frecuencia acompañan o preceden a la depresión.

También una historia de depresión en familiares cercanos (aunque haya sido hace tiempo, o el familiar no conviva con el niño) es un riesgo genético para que el niño sufra depresión. La frecuencia de la depresión es igual en los niños y las niñas antes de la pubertad, pero a partir de la pubertad, las chicas tienen más riesgo de sufrir depresión, como pasa con los adultos, donde la depresión es más frecuente en mujeres que en varones.

Tipos de depresiones en niños y adolescentes

Hay varios tipos: la depresión mayor o distimia (un estado de depresión ligera pero de larga duración) y la llamada enfermedad maniaco-depresiva (o bipolar).

Los niños con enfermedad maniaco-depresiva sufren episodios de irritabilidad extrema o euforia, disminución de la necesidad de dormir, energía alta, sensación de que ellos saben más que sus padres o profesores (los padres dicen que le ven muy retador y desafiente, sin responder a los castigos), interés elevado por la sexualidad (en el lenguaje o el comportamiento), hablan muy rápido e interrumpen a todos (a veces no se entiende de lo que hablan, pues saltan de un tema a otro), comportameinto hiperactivo.

Estos niños necesitan un tratamiento especializado y pueden recuperarse si lo reciben, pero frecuentemente pasan muchos meses o años hasta que ven a un especialista. A veces la enfermedad maniaco-depresiva se confunde con la esquizofrenia, con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, con el trastorno oposicional desafiante o con el trastorno de la conducta.

Comentarios (1)

04 mar 2013 15:54 TAYDE ISABEL LOPEZ CORRALES

cuando tenia 16 mi mama nos dejo mi hermana tenia doce y mi hermano solo 8. tuve un episodio de dep´resion que me llevo al psiquiatra, pero posterior a ello, despues de 6 años tuve la perdida del que era en aquel entonces mi novio, no comia, no dormia, baje 10 kilos en una semana, no tenia gans de asistir a la universidad y me sentia inferiror a todo lo que me rodeaba, mi padre me llevo al psicologo, pero... ellos no te pueden ayudar o almenos con el queme llevaroin no, asisti de nuevo con el psiquiatra me hizo ver mi realidad, me dio tratamiento y debo decir que resulto favorable, pero lo deje de tomar desde junio del presente año 2013, porque comence una nueva relacion tengo actualmente 8 meses con el, pero cuando sale fueras, siento que la vida se me acaba, que me falta el aire y solo tengo ganas de llorar, eso no me deja ser yo misma no me gusta ser asi, no me gusta tener que depender de la presencia de alguien mas, se que puedo pero por mas que me pongo hacer otras actividades mi cabeza que creo que es mas fuerte que yo no me permite safarme del pensamiento del que ahora creo que dependo de mi novio, lo bueno de esto es que ya no se lo hago saber me porto ondiferente, oculto mi sensasion de tenerlo cerca soy cortante y fria con el no quiero que me vuelvan a lastimar, no se si de nuevo ir con el psiquiatra y pedirle que me ayude a resolver el porque de mi sensasion de soledad aun teniendo a mis hermanos y a mi abuelo cerca, quiero me ayude a no sentirme triste por no estar con el, incluso a no sentirme mal porque no contesta un texto o no me llama, espero que esta situacion que vivo no le pase a un adolescente mas, es una forma rara de sobre llevar una vida.

mi novio piensa que soy bipolar y que solo mi cabeza es la que me mete cosas raras y que solo yo decido sentirme asi, pero les juro que no es asi, esto rebasa lo que puedo controlar.

bueno dejo de escribir, seguire buscando actividades para los alumnos de mi maestra, estudio enfermeria estoy en mi octavo semestre proximo a concluir con mi formacion en mayo, tengo 24 años y vivo en s.l.p, unidad academica multidisclinaria zona media

Artículos relacionados

  • Síntomas y tratamiento de la depresión en niños y adolescentes

    Síntomas y tratamiento de la depresión en niños y adolescentes

  • Pubertad precoz en niños y niñas

    Pubertad precoz en niños y niñas

  • La crisis de la adolescencia

    La crisis de la adolescencia

  • El primer amor del adolescente

    El primer amor del adolescente

  • Adolescentes con complejos

    Adolescentes con complejos