Trasplante pulmonar

El trasplante pulmonar es una alternativa para tratar la insuficiencia respiratoria severa y terminal. Básicamente consiste en cambiar el o los pulmones dañados y sin posibilidades de cura por otros pulmones normales y sanos con los que empezar de nuev

Dr. Wenceslao Torre Buxalleu Especialista en Cirugía Torácica Director. Departamento de Cirugía Torácica CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

¿Qué es el trasplante pulmonar?

El trasplante pulmonar es una alternativa para tratar la insuficiencia respiratoria severa y terminal. Básicamente consiste en cambiar el o los pulmones dañados y sin posibilidades de cura por otros pulmones normales y sanos con los que empezar de nuevo. Por tanto, es iniciar una nueva vida con los pulmones ofrecidos de forma generosa por donantes anónimos fallecidos y cuyas familias aceptan conceder esta segunda oportunidad.

Yo tengo insuficiencia respiratoria severa. ¿Puedo ser candidato a un trasplante pulmonar?

Efectivamente el trasplante es una de las posibilidades en su tratamiento. Pero debido a la propia complejidad de la técnica, sus riesgos, y la gran escasez de órganos, no todos los pacientes con insuficiencia respiratoria severa y terminal pueden ser candidatos a su empleo. Se requiere una selección previa. El candidato ideal debe cumplir una serie de requisitos que garanticen el éxito tras la cirugía.

¿Cómo puedo saber si cumplo esos requisitos?

La formula ideal es iniciar una evaluación para confirmar el carácter progresivo y terminal de la enfermedad pulmonar, que sea posible la realización de la técnica en el paciente concreto y que no existan contraindicaciones. La mejor manera de realizarlo desde un punto de vista practico consiste en que el paciente o su medico acudan al equipo que realiza el trasplante con los datos clínicos y concertar cita. Esta evaluación no es muy compleja ni costosa y el paciente normalmente recibe una contestación que resuelve sus dudas y alivia su ansiedad.

¿El trasplante es una solución definitiva?

Así se contempla. Sin embargo, conviene advertir que el hecho de cambiar un pulmón propio por otro de otra persona, además de los problemas técnicos quirúrgicos, plantea una situación nueva para el organismo del paciente habituado a rechazar todo lo que es extraño. Esta reacción natural contra los tejidos extraños cobra una especial importancia en los pulmones compuestos por membranas muy finas para permitir el intercambio de los gases. Su daño provoca una gran inflamación y el pulmón se llena de liquido estropeando su función. Para controlar este fenómeno, es necesaria la administración permanente de fármacos que disminuyan la capacidad de rechazo del organismo y el paciente no puede abandonarla durante el resto de sus días, ya que si no, el nuevo órgano poco a poco será dañado de nuevo hasta situar al paciente en una situación muy parecida a los días previos al trasplante. Esta medicación disminuye la capacidad de rechazar los cuerpos extraños, y entre ellos se encuentran los gérmenes patógenos. Es por ello que también se deben vigilar con extremo cuidado la posibilidad de adquirir infecciones cuya evolución es mucho peor que en la gente normal.

¿Cómo va a cambiar mi vida después del trasplante?

Efectivamente su vida no va a ser igual después del trasplante. Se trata de una gran operación, y ello conlleva beneficios pero también obligaciones. Notara una mejoría clara de su insuficiencia respiratoria. El que más lo va a notar es usted, aunque también lo podremos medir en nuestras pruebas de función respiratoria. Habrá no solo una mejoría en cuanto a su capacidad de respirar, sino en cuanto a su actividad diaria y su vida de relación con los demás. A cambio, usted quedara comprometido a tomar de por vida una medicación que es imprescindible para evitar que su organismo rechace el nuevo órgano. Además, su vida se volverá más metódica, para poder hacer frente a las numerosas revisiones que son necesarias para mantener en buen estado su organismo. A pesar de todo, a veces se producirán complicaciones relacionadas con el tratamiento: infecciones, episodios de rechazo, u otras enfermedades que pueden requerir ingresos sucesivos en el hospital. Finalmente, es cierto que se establece una gran relación con el equipo medico, motivada fundamentalmente por su propio miedo a afrontar un futuro incierto (como pasa en todos los trasplantes). Contra todo esto no existe una respuesta en la actualidad. Solo se le puede decir que la medicina cambia día a día. Cada vez las medicaciones son mejores y tienen menos efectos secundarios. Cada vez se realizan mas cirugías, con lo que los resultados han mejorado de manera muy llamativa respecto a lo que conocíamos hace 10 años. Cada vez conocemos mas pacientes que viven una vida normal muchos años después del trasplante. En suma, que el futuro de la medicina puede ser presente ya.

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Otitis externa aguda

    Otitis externa aguda

  • Otitis media aguda

    Otitis media aguda

  • Otitis media supurativa

    Otitis media supurativa

  • Estudio de la audición

    Estudio de la audición

  • ¿Qué es la conjuntivitis neonatal?

    ¿Qué es la conjuntivitis neonatal?