Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

La televisión y los niños. Protección al menor

Horario protegido en televisión para los niños

La televisión y los niños. Protección al menor

Nuestro marco jurídico de protección a los menores con respecto a la televisión establece una serie de medidas que no siempre son respetadas. Algunas, además, resultan ineficaces debido a los propios hábitos de los niños españoles, que a un excesivo consumo televisivo añaden su preferencia por la programación que se emite más allá de las diez de la noche.

La televisión y los niños

La protección al menor en la televisión

La protección de los menores es un derecho fundamental de éstos reconocido en la Carta de los Derechos Humanos, en la Constitución Española y en las leyes específicas estatales y autonómicas. El Estatuto de la Radio y la Televisión recoge, entre sus principios generales de programación, la protección y promoción de la juventud y de la infancia.

La “Directiva de la televisión sin fronteras”, que ha sido incorporada al ordenamiento jurídico español establece un horario de protección entre las 6,00 y las 22,00 horas. Ello incluye también los avances de programación de espacios que vayan a ser emitidos fuera de ese horario. Además, la legislación española establece la obligatoriedad para las cadenas de un sistema orientativo de clasificación por edades, con su correspondiente señalización.

Esta es la situación a la luz de diferentes estudios e investigaciones:
- Progresivo incremento de la exposición de los menores a los medios audiovisuales. A causa del mayor tiempo de permanencia en casa (no se juega en la calle) y el equipamiento individualizado (posesión de aparato de televisión, videoconsola e incluso acceso a internet en el propio cuarto).
- Alto nivel de accesibilidad de los menores a todo tipo de contenidos, no solo por el aumento de oferta, sino también por el hábito generalizado de acceder a esos medios de comunicación de forma individualizada o grupal (amigos), es decir, sin la presencia de adultos.
- El espectador infantil no solo ve mucha televisión, sino que la consume además en buena parte a horas claramente inadecuadas a su edad.
- En consonancia con lo anterior, los espacios más vistos por la audiencia infantil no son propiamente infantiles, sino generalistas o dirigidos claramente a adultos: series de prime time, telenovelas, variedades...

La audiencia infantil

Los menores son un target muy interesante para programadores y fabricantes como consumidores de productos específicos y como prescriptores de productos de gran consumo, pero precisamente por ello es mejor atraerlos a la programación generalista que proporcionarles contenidos específicos.

La programación generalista (especialmente esas series con niño que ocupan nuestro prime time) cumple la máxima del marketing televisivo conocida como “mínimo común denominador” acumulando segmentos de audiencia, mientras que la programación infantil desaloja de la pantalla a otros targets juveniles y adultos y pierde rentabilidad.

Y, finalmente, no hay que olvidar que en muchas ocasiones los programas infantiles son productos bienintencionados pero aburridos, faltos de novedad y variedad en formatos y géneros, y con escaso atractivo para sus potenciales receptores. La pobreza de contenidos contribuye también a la ausencia de una oferta infantil de calidad, que parece quedar (con la honrosa excepción de algunas cadenas públicas) como privativa de las televisiones temáticas de pago.

Es necesario, arbitrar medidas complementarias que pasen por aspectos tecnológicos, reguladores , formativos y directamente políticos. Todo ello con el fin de aprovechar las indudables ventajas que la televisión nos ofrece y minimizar al máximo sus efectos negativos.

Alejandro Perales Presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC)

Artículos relacionados

1 comentarios

Avatar

  • Pilar Hernandez
    Pilar Hernandez

    29/06/2015 08:01

    los niños de ahora son mas listos y despiertos que los niños de antes mucho mas inteligentes e informados que los adultos . Ese horario es inutil ya que por mas que se quiera alejar a ls niños de los contenidos inapropiados a su edad, ellos igual se las arreglan para saber mas alla de sus narices, eso del horario protegido es una ridiculez, en resumen es una cosa medieval.

    Valorar
    Responder

Página: 1 / 0 (0 Elementos)