Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Cómo ayudar a los niños a hablar en público

Ayuda a tu hijo a preparar una presentación para el colegio

Cómo ayudar a los niños a hablar en público

Una de las tareas más temidas del colegio es elaborar un trabajo y presentarlo en público, sobre todo para los niños tímidos. Se trata de un reto muy importante para su confianza, por lo que los padres deben colaborar animando y ayudando al niño a dar este paso.

Una vez reunidos los documentos necesarios para preparar la presentación del trabajo, el niño o la niña tiene que poner en marcha su capacidad de análisis, de redacción, de expresión oral…. A continuación os ofrecemos unos consejos para ayudarlo en esta segunda etapa y permitirle realizar con éxito, ya sea de forma individual o en grupo, la presentación del trabajo en la clase.

Cómo enseñar a los niños a hablar en público

Consejos parar preparar una presentación para el colegio

A partir de los seis años, los alumnos ponen en común sus informaciones y elaboran la síntesis en clase, con el apoyo del profesor. Vosotros podéis preparar esas sesiones con el niño guiándolo en la lectura de documentos. Sugeridle que copie o subraye los elementos importantes y pedidle que os explique lo que ha entendido con sus propias palabras.

Tanto si se trata de historia, de ciencias o de cualquier otra asignatura, las presentaciones se articulan entorno a textos o carteles que permiten a los aprendices de conferenciante ilustrar lo que dicen y reforzar su demostración despertando el interés de la audiencia.

Las exigencias varían en función de los profesores y de los colegios, pero en todo caso, la presentación tiene que seguir un esquema claro, los textos tienen que ser breves, y los carteles tienen que estar cuidados y bien organizados.

A través de la presentación, el niño adquiere nuevos conocimientos con el objetivo de transmitirlos a sus compañeros. Aunque ya está acostumbrado a recitar una poesía en público, le resulta mucho más desestabilizador leer un documento o hacer una presentación oral de unas notas escritas delante de toda la clase, ya que se trata de hacer un ejercicio de dicción.

Hay que tener en cuenta al público y evitar balbucir unas cuantas frases escondido detrás de una hoja. Por ello conviene que el niño se entrene antes del día de la presentación en clase. Enseñadle a sujetar el papel de referencia, a articular bien, a dirigirse a los compañeros…

La tarea se vuelve más compleja cuando se trata de un trabajo en grupo. Entonces, los alumnos tienen que controlar los encadenamientos y sus respectivos papeles: unos mostrarán o repartirán documentos a la clase y otros explicarán lo investigado. Una buena idea es invitar al grupo a casa para que haga un ensayo general. Al haceros la presentación, los niños podrán calibrar su trabajo y rectificar lo que no funciona. Y, tal vez, ese ejercicio les ayude a pasar menos nervios el día de la presentación en clase.

Aurélie Djavadi

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar