Tres buenas razones para preparar conservas

Las frutas y verduras conservadas en el congelador o en frascos te permiten disfrutar de muchos productos fuera de temporada. Y también ayudan a controlar la alimentación, comer más sano y darse un gusto.

Ahorrar

Cinco piezas de fruta y verdura al día. Es algo que ya sabes pero, a veces, el monedero se resiste a seguir el consejo, porque los precios de los productos frescos se vuelven prohibitivos.

Preparar conservas en verano es un buen método para ahorrar. Cuando el cerezo del jardín produce más de lo que puedes consumir en unos días, las cosechas de los horticultores están en su momento álgido y en el mercado las ciruelas o los melocotones se venden por cajas a precios irrisorios, es el momento adecuado para preparar conservas que podrás disfrutar todo el año a un precio razonable.

Alimentarse mejor

Controlar mejor tu alimentación es también una buena motivación. Cuando preparas frascos y congelados, sabes que solo contienen alimentos sanos, sin aditivos ni conservantes. Algo que aún resulta más importante si alguien en la familia padece alguna alergia o intolerancia alimentaria.
 
Muchos productos industriales contienen trazas de ingredientes alergénicos que a veces no son fáciles de detectar. Además, frente a lo que se suele creer, esas conservas tienen más vitaminas que la verdura que lleva mucho tiempo expuesta en las estanterías de los supermercados. Si las preparas recién recolectadas, su calidad nutritiva es muy superior.
 

Darse un gusto a sí mismo y a los demás

Por último, la mejor razón para ponerse manos a la obra es el placer que proporciona el hecho de hacerlo uno mismo. Tal vez recuerdes con entusiasmo la receta de mermelada de ciruelas de tu abuela y el momento que compartisteis cuando la preparabais. Piensa que tus hijos también disfrutarán de ese tiempo compartido en la cocina. Y si los peques protestan cuando hay judías verdes, seguro que se mostrarán más entusiastas si son las que preparasteis juntos el pasado verano.

 Elisabeth Tzimakas

 © Enfant Magazine

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Test para saber si tu hijo sufre obesidad infantil

    Test para saber si tu hijo sufre obesidad infantil

  • Cocina sano y barato

    Cocina sano y barato

  • Alimentación y adolescencia

    Alimentación y adolescencia

  • Alimentación infantil

    Alimentación infantil

  • A mi mono le gusta la lechuga, canciones infantiles para jugar

    A mi mono le gusta la lechuga, canciones infantiles para jugar

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!