Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Tipos de enuresis: enuresis primaria, secundaria y encopresis

Los tipos de enuresis infantil y cómo diferenciarlas

Tipos de enuresis: enuresis primaria, secundaria y encopresis

Todos son trastornos relacionados con un problema en el control de los esfínteres por parte de los niños pero, ¿en qué consiste cada uno? ¿cómo reconocerlo? ¿cómo saber si un niño lo padece?

Si un niño se hace pis en la cama puede haber diferentes causas, que van desde lo genético a lo psicológico. Saber qué tipo de enuresis le afecta nos ayudará en el tratamiento del problema.

Tipos de enuresis

Los tipos de enuresis infantil y cómo identificarlos

La enuresis, micción involuntaria durante el sueño, es el más frecuente de estos trastornos o dolencias y, para que se pueda diagnosticar sobre seguro hay que tener en cuenta dos factores: la edad del niño y la frecuencia con la que se suceden los episodios de “cama mojada” por las noches.

La edad definitiva para diagnosticar la enuresis son los cuatro o cinco años, porque se supone que a esta edad, según los cánones de desarrollo psicomotor, el niño ya debería haber logrado el control la micción: identificar la sensación de ganas de orinar, despertarse, controlar los músculos que intervienen en la micción para ser capaz de retener la orina...

En cuanto a la frecuencia, se considera que hay un problema de enuresis cuando se dan al menos dos episodios semanales durante tres meses consecutivos.

Se habla de enuresis primaria cuando el niño nunca ha llegado a lograr totalmente el control de la orina, según la frecuencia y edad antes expuesta, y de enuresis secundaria cuando lo ha logrado pero sólo durante un periodo corto de tiempo, por ejemplo, unos meses.

La encopresis consiste en la evacuación, en repetidas ocasiones, de heces en cualquier momento y lugar, como el suelo, la ropa....cualquier lugar que no sea el retrete.

Para saber si un niño padece encopresis ésta debe producirse al menos una vez a la semana durante tres meses consecutivos, habiendo rebasado el niño la edad de cuatro años.

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar