Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Mala relación entre el profesor y el niño

Qué hacer si el niño no se entiende con su profe

Mala relación entre el profesor y el niño

Todos hemos tenido algún profesor con el que trabajábamos peor que con los demás... ¿Qué hacer cuando vemos que a nuestro hijo o a nuestra hija se le atraganta tanto un profesor que se desmotiva y se niega a estudiar?

Refunfuña, dice que su profe de ciencias es “un inútil y un pelmazo”, acusa al profe de mates de tener enchufados y asegura que en cambio a él le tiene manía... Vamos, que hay un profe con el que no se entiende y vosotros veis que la motivación del niño en esa asignatura se resiente. Por no hablar de las notas, que flaquean. 

Qué hacer si a tu hijo no le gusta su profesor

La relación entre los profesores y los alumnos

¿Qué hacer? “¡Dialogar! Es la palabra clave, insiste Emmanuel, profesor tutor de un colegio de la región parisina. "No hay que dejar nunca que la situación degenere, advierte. Si descubrimos que existe un bloqueo entre el niño y un profesor, tenemos que pedir inmediatamente una cita con ese profesor, sin esperar a la reunión anual de padres y profesores”.

Esta reunión suele celebrarse durante el primer trimestre, pero no es el momento ideal para hablar tranquilamente sobre un alumno: hay mucha gente, transcurre al final de la jornada, los padres esperan y se impacientan, los profesores disponen de poco tiempo para dedicar a cada familia...

Por eso es mejor pedir enseguida una cita individual, incluso al poco de empezar el curso si es necesario, sin el niño, para aclarar las cosas con el profesor y ver lo que falla. Es sin duda el mejor medio de neutralizar las tensiones y una excelente costumbre que conviene adoptar durante toda la vida escolar de vuestro hijo.

Contactar con el profesor tutor

“"En Primaria, los niños suelen tener un profesor principal que los mima un poco" -recuerda Emmamuel. "Al entrar en Secundaria, se encuentran con 6 ó 7 profesores y cada uno tiene su propia manera de trabajar. Para algunos niños, eso resulta bastante desestabilizador”. Y, a veces, provoca quejas de todo tipo...

Si la situación no mejora a pesar de ese primer contacto, el profesor tutor o incluso el coordinador del curso pueden ser intermediarios válidos y eficaces para neutralizar un conflicto entre un alumno y un profesor. De nuevo hay que insistir en la conveniencia de solicitar una cita con ellos: están ahí para eso.

Laure Dumont redactora de Bayard Press

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar