Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Ventajas de comer en familia

Pautas para una correcta alimentación en los niños

Ventajas de comer en familia

En las últimas décadas nuestra sociedad ha modificado de forma importante su patrón alimentario y esto ha repercutido en su estado de salud. En este reportaje explicaremos por qué comer en familia es el primer paso para mejorar nuestra alimentación.

La adquisición de unos buenos hábitos alimentarios desde pequeños es clave para seguir un estilo de vida saludable y prevenir multitud de enfermedades. Sin embargo, se está perdiendo la costumbre de comer en familia, permitiendo así que los más pequeños adquieran malos hábitos en la alimentación. Muchos estudios han demostrado que compartir la mesa familiar impacta de manera positiva en el desarrollo físico, social y emocional de las personas, y particularmente de los niños.

Beneficios de comer en familia

Razones para comer en familia

- Favorece la calidad de la dieta. Los niños consumen más frutas y verduras y toman menos grasas de mala calidad.
- Hábitos más sanos. Los niños aprenden por imitación de sus padres y de otros miembros de la familia.
- Unión familiar. Es un momento idóneo para hablar entre los miembros de la familia. Fundamental apagar la televisión.

Cómo organizar la comida en familia

- Horario regular. Intenta crear una rutina. A los niños les ayuda a seguir un horario.
- Variedad. La alimentación debe ser variada y completa. Piensa que debe haber alimentos de todos los grupos. A veces se estima la calidad de la comida según las proteinas (un filete de ternera de 1ª sería una buena comida). Sin embargo, se desprecia el aporte de los hidratos de carbono, que deben ser la principal aportación nutricional en la dieta mediterránea. Hay que seguir las ingestas recomendadas de los diferentes grupos de alimentos para conseguir una aporte de nutrientes óptimo.
- Da ejemplo. la educación nutricional se aprende en casa, los niños copian todo lo que ven. Procura que la comida sea la misma para todos variando únicamente la cantidad de la ración.
- Cuenta con los niños. Involúcrales, que nos ayuden hacer la compra, a poner la mesa, a preparar comidas…, les gusta jugar a ser mayores y les educamos al mismo tiempo.
- Dedícale tiempo. Organizar y planificar las comidas lleva su tiempo, es bueno hacerse un planning semanal, que te ayudará a adaptarte mejor a las ingestas recomendadas y a poder organizar con tiempo tus compras. Hoy en día nuestro ritmo de vida nos pone difícil el reto de compartir la mesa con los nuestros, pero debemos recordar que es el primer escalón para garantizar la salud nuestra familia.

Vanessa Buitrago. Nutricionista

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar