Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Pubertad precoz en niños y niñas

Se trata de una maduración temprana en niños y niñas de 8 o 9 años

Pubertad precoz en niños y niñas

La pubertad es el periodo de transición entre la infancia y la edad adulta durante el cual se desarrollan los caracteres sexuales secundarios (vello pubiano, vello axilar y mamas). Los caracteres sexuales aparecen en la niña entre los 9 y 11 años y en los niños, la pubertad llega entre los 11 y 13 años, y el estirón puberal tiene lugar entre los 12 y 14 años. La pubertad precoz en niños y niñas se define como la aparición de caracteres sexuales secundarios antes de los 8 años en la niña y de los 9 a en el niño. La progresión del cuadro clínico lleva a una maduración ósea acelerada y a la aparición precoz de la menarquia (primera regla).

Pubertad precoz y pubertad adelantada

Pubertad precoz en niños y niñas

Aunque en los niños la pubertad precoz es menos frecuente, un crecimiento de los testículos, del pene o de vello pubiano antes de los 9 años puede ser síntoma de que exista un tumor hipofisario o hipotalámico.  En el desarrollo fisiológico en la niña suele aparecer en primer lugar, el botón mamario, en segundo lugar, el vello pubiano (aunque en una de cada 6 niñas aparece este antes), en tercer lugar, el vello axilar y por último la regla. 

A quién afecta la pubertad precoz

La pubertad precoz o adelantada es un fenómeno en ocasiones de presentación familiar. En un 1% de las niñas y en un 5% de los niños existen antecedentes familiares. La incidencia de pubertad precoz es mucho mas frecuente en niñas que en niños (proporción 23:1). Así mismo es mucho mas frecuente que sea de causa desconocida en la niña (idiopática) y debido a un proceso orgánico en mas del 40% de los niños.

Síntomas de la pubertad precoz

La pubertad precoz, o la aparición de signos de desarrollo puberal como el botón mamario, vello pubiano o axilar antes de la edad que se considera habitual tiene, sobre todo, consecuencias a nivel psicológico. A todas las niñas les gusta seguir el ritmo de desarrollo de los compañeros de su clase. Tanto por desarrollo precoz como por desarrollo tardío, los niñas pueden tener problemas psicológicos en cuanto a la relación con sus compañeras.

Aspectos como el cambio de carácter en relación con las hormonas sexuales cuando llega la pubertad, sudoración corporal de adulto o el hecho de que aparezca la regla a una edad a la que no se la esperan puede hacer que las niñas no estén preparadas para afrontar esta situación desde el punto de vista psicológico. Ésta es una de las razones por las que es adecuado tratar una pubertad precoz.  Se ha observado que las niñas con pubertad precoz tienen una mayor probabilidad de presentar exceso de vello de características sexuales en zonas consideradas típicamente masculinas, acné y exceso de peso.

Tratamiento para la pubertad precoz

El tratamiento para la pubertad precoz consiste en la administración de unas inyecciones mensuales que estimulan la secreción de hormonas estimuladoras de la producción de estrógenos. Se frena la producción de dichas hormonas y por tanto la estimulación del ovario por las mismas, consiguiéndose como efecto final la supresión de estrógenos y con ello, el desarrollo puberal.

Hay que valorar si el tratamiento va a ser efectivo a la hora de mejorar la talla final de la niña, porque el problema que se da en la pubertad precoz es que, al adelantarse la edad ósea, la talla final puede quedar comprometida. En los últimos años se ha obtenido mayor información sobre el beneficio de este tratamiento y se ha observado que solamente en los casos en que aparece una pubertad en edades muy tempranas entre los 3, 5 ó 6 años es cuando el tratamiento es realmente efectivo en cuanto a la mejora de la talla final, en la edad límite del diagnostico de pubertad precoz, entre los 8 y 9 años, se ha comprobado que en la mayoría de los casos el tratamiento no mejora la talla final. En estos casos, no merecería la pena someter a estas niñas a tratamiento desde un punto de vista orgánico, pero habrá que considerar su capacidad para afrontar los cambios que acontecen en la pubertad en una edad no apropiada y por tanto será necesario la colaboración de psicólogos y de los padres para conocer ante que situación nos encontramos a la hora de decidir un tratamiento.

Dra. Cristina Azcona San Julián. Especialista en Pediatría de la Clínica Universitaria de Navarra

Artículos relacionados

0 comentarios

Avatar

  • cuentos-tradicionales

    Cuentos tradicionales

  • Jugar a cantar

    Jugar a cantar

  • juegos

    Juegos y actividades

Cuentos tradicionales

  • CAPERUCITA ROJA  - Cuentos infantiles

    CAPERUCITA ROJA - Cuentos infantiles

  • CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

    CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

  • Cuento infantil

    Cuento infantil "Un elefante

  • Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

    Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

  • Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

    Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

  • Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

    Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

  • Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

    Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

  • LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

    LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

  • El gatito desordenado. Cuento Infantil.

    El gatito desordenado. Cuento Infantil.

  • Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

    Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe información de las mejores actividades y planes con niños. Además, todo sobre la educación y cuidado de los hijos.


Revista del embarazo semana a semana