Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

Tics infantiles

Tics infantiles

Los tics son movimientos motores o producciones fónicas involuntarios, repentinos, repetitivos, de corta duración, no rítmicos y estereotipados. La persona afectada los experimenta como irresistibles, si bien es cierto que los puede suprimir durante segundos, minutos e incluso horas. Sin embargo, cuanto más prolongada es esa supresión, mayor es la probabilidad de que luego se produzca una descarga de tics. El porcentaje de niños que han tenido tics en algún momento de su vida es de entre el 16 y el 25%.

Tipos de tics

Se pueden distinguir varias clases de tics: - motores simples (guiños, muecas, sacudidas...) - motores complejos (saltos, golpearse...) - fónicos simples (sorber por la nariz, aclararse la garganta, gruñir) - fónicos complejos (ecolalia o repetición de la última palabra o frase que se acaba de pronunciar o de oír; coprolalia o abuso de palabras malso­­nantes...), - sensoriales (sensación de cosquilleo, presión...)

Causas de los tics

Conviene saber que existe una variedad de movi­­mientos que pueden ser confundidos con tics. Pero los tics tienen características propias distintivas: la involuntariedad, su carácter repentino, la rapidez, la reiteración, la variabilidad, la ausencia de ritmo, la desaparición durante el periodo de sue­­­­­­­­­­ño y la capacidad de la persona de reproducirlos o suprimirlos deliberadamente. Se calcula que los tics se reducen en la adolescencia en un 30% de los casos y durante la vida adulta en la mayoría. Suelen remitir en aproximadamente el 46% de los casos; mejorar en el 44% y empeorar o no experimentar cambios en el 10%. Es frecuente encontrar otros problemas asociados que deben tenerse en cuenta: síntomas obsesivo- compulsivos, dificultades de aprendizaje, inestabili-dad emocional, irritabilidad, agresividad, ansiedad elevada, fobias, ansiedad por separación y depresión. Asimismo la confluencia de otros factores puede agravar los tics: la ansiedad, el enfado, la presencia de familiares y amigos, la soledad, la fatiga y el estrés. Por ello, cuando el niño se encuentra en una situación formal, es bueno permitirle breves mo­­mentos de descanso en un área apartada para que pueda descargar los tics. También hay circunstancias que los mitigan: cuando la persona afectada está relajada, concentrada, en presencia de extraños y mientras duerme.

Tratamiento para los tics infantiles

A la hora de evaluar la importancia de un tic, hay que tomar en consideración si el tipo, la frecuencia y la intensidad del mismo interfiere en la vida social, familiar y escolar del niño: si no interfiere, es preferible dejar que el tic remita espontáneamente. Pero nunca hay que dejar que la aparatosidad del tic relegue a un segundo plano otros síntomas más importantes como un déficit de atención o algún trastorno obsesivo-compulsivo, entre otros. Son pro­­blemas que deben tratarse conjuntamente y de los que tienen que estar informadas las personas que se relacionan con el pequeño. Una vez iniciado el tratamiento, no es conveniente ponerse como objetivo la eliminación total de los tics. Si a pesar del tratamiento persisten tics social­­mente inaceptables, hay que intentar sustituirlos por otra conducta más tolerable: así un tic como la coprolalia, antes mencionada, se puede cam­­biar­­ por decir pa­­labras incomprensibles, inventadas. Y por último, no debe permitirse que la vida familiar y de pareja gire alrededor del niño. Maria del Mar García Orgaz. Psicóloga infantil

0 comentarios

Avatar

  • Fredo Fox

    Aprendemos Solidaridad

  • Los Pimpollo

    Música educativa

  • manualidades infantiles

    Manualidades para niños

Aprendemos Solidaridad

  • PREMIOS VICENTE FERRER

    PREMIOS VICENTE FERRER

  • Fredo Fox invitado a Guiainfantil.com

    Fredo Fox invitado a Guiainfantil.com

  • La isla de Chocololateca. Manuel Guisande.

    La isla de Chocololateca. Manuel Guisande.

  • Educar la solidaridad en niños

    Educar la solidaridad en niños

  • JUGANDO EN EL HOSPITAL

    JUGANDO EN EL HOSPITAL

  • JUGAR, APRENDER, PREVENIR

    JUGAR, APRENDER, PREVENIR

  • JUGANDO EN PAZ

    JUGANDO EN PAZ

  • CORAZÓN CONTENTO

    CORAZÓN CONTENTO

  • Y TU, ¿DÓNDE HACES CACA?

    Y TU, ¿DÓNDE HACES CACA?

  • Y SE HIZO LA LUZ

    Y SE HIZO LA LUZ

  • HOGAR DE ACOGIDA

    HOGAR DE ACOGIDA

  • ¡STOP AL ABUSO DE MENORES!

    ¡STOP AL ABUSO DE MENORES!

  • Canción para una causa.- Terremoto de Lorca.

    Canción para una causa.- Terremoto de Lorca.

  • Poema para mi abuela. Los Argonautas

    Poema para mi abuela. Los Argonautas

  • Educar la tolerancia desde la infancia

    Educar la tolerancia desde la infancia

  • Educar la amistad desde la infancia. Parte 1.

    Educar la amistad desde la infancia. Parte 1.

  • Cuento para niños.- La disputa de los colores. Entreculturas.

    Cuento para niños.- La disputa de los colores. Entreculturas.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe información de las mejores actividades y planes con niños. Además, todo sobre la educación y cuidado de los hijos.


Revista del embarazo semana a semana