Conmishijos en tu correo:

Suscríbete y gana un ordenador para tu hijoSuscríbete gratis al boletín. Recibirás información de ocio en familia y actividades con los niños. Al registrarte, participas en el sorteo de un ordenador infantil

¿Cómo iniciar a un niño en la astronomía?

¿Cómo iniciar a un niño en la astronomía?

Para observar el cielo con los pequeños e iniciarlos en la astronomía, no se necesitan instrumentos sofisticados. Basta con una brújula, una linterna y un buen mapa del cielo. Con estos consejos prácticos, prepararéis bien este gran descubrimiento en familia.

Llevad una brújula y una linterna

Para observar el cielo, es aconsejable alejarse varios kilómetros de la luz de la ciudad, porque dificulta la visión. Lo ideal es situarse en medio del campo o al borde de un camino desierto, por el que no pase ningún coche. Conviene llevarse una brújula para orientarse. Si utilizáis una linterna, colocadle un filtro rojo. Así evitaréis tener que esperar varios minutos después de apagarla para poder mirar las estrellas.

No olvidéis el mapa del cielo

Es indispensable para orientarse y también para reconocer las constelaciones (la Osa Mayor, la Osa Menor, la W de Casiopea...). Existen muchos modelos. Hay algunos de cartón, para montar uno mismo, a precios muy asequibles. Su uso es sencillo: basta con seleccionar la hora y el día de la observación para obtener el mapa del cielo correspondiente. Luego ya solo hay que orientarse en función de la estrella Polar, que está situada en la cola de la Osa Menor.

Preparad al niño para la observación

Cuanto mejor preparado vaya vuestro aprendiz de astrónomo, más atento e interesado se mostrará durante la observación del cielo. Hay muchos libros para niños sobre astronomía. Algunos, dirigidos a niños de 3 a 5 años, hablan de la Luna, el Sol, el espacio... Conviene escoger un manual más completo con imágenes bonitas. Hojeadlo juntos y dadle las informaciones que os parezcan adecuadas para su nivel. Oanna Favennec.

¿Con qué instrumentos pueden ver el cielo los niños?

Con unos prismáticos, un telescopio (para los mayores) o un solaroscopio, los niños pueden aprender muy pronto a observar el cielo. Aquí tenéis unos consejos prácticos para escoger el instrumento más adecuado para su edad.

Prismáticos para observar la Luna

“Gracias a unos buenos prismáticos (de 5 a 10 aumentos), es posible observar la Luna, ver sus mares, sus cráteres, sus cadenas montañosas... e, incluso, los más espabilados, podrán distinguir la forma de los anillos de Venus”, explica el astrónomo Yves Delaye. “Un niño pequeño puede, con la misma facilidad, pasear sus ojos por la Vía Láctea”. Es una compra razonable que también servirá para observar la naturaleza. Para que el niño no pierda de vista el objeto celeste que está observando, es aconsejable que apoye los prismáticos en un árbol o apoye los codos en un punto estable. Cuidado con el peso (entre 800 g y 1 kilo): los niños pequeños pueden tener problemas para levantar esos prismáticos durante largo rato.

Un telescopio pequeño o un catalejo a partir de los 7 años

Un niño de 7 u 8 años muy entusiasta, acompañado de un progenitor experto, puede empezar a utilizar un telescopio o un catalejo. Pero esos aparatos suelen ser más caros y más difíciles de utilizar que unos prismáticos. A los niños les resulta difícil encontrar por sí mismos el objeto celeste que quieren observar, porque el aumento es unas diez veces mayor que el de los prismáticos. Para una buena observación, el adulto tiene que prepararlo todo: estabilizar el material, localizar el astro y, luego, dejar que el niño mire por el visor.

Un solaroscopio para observar el Sol sin peligro

No es necesario esperar a la noche para dedicarse a la astronomía. Durante el día, los niños también pueden observar el Sol con un aparato ideado para mirarlo sin peligro: el solaroscopio. La imagen que vemos se proyecta detrás de un cartón. Con un ajuste muy simple (para un adulto), se puede observar la evolución de las manchas solares y los eclipses. Oanna Favennec.

0 comentarios

Avatar

  • Día de la madre

    Día de la Madre

  • Jugar a cantar

    Música educativa

  • Medio Ambiente

    Educación Ambiental

Día de la Madre

  • CAPERUCITA ROJA  - Cuentos infantiles

    CAPERUCITA ROJA - Cuentos infantiles

  • CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

    CUENTOS INFANTILES - Caracol Col Col - AUTOESTIMA

  • Cuento infantil

    Cuento infantil "Un elefante

  • Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

    Cuentos infantiles - La bruja Endunda - Cuentacuentos

  • Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

    Tú grande, yo pequeño - Cuentos infantiles

  • Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

    Cuentos para niños.- La bailarina de la caja de música

  • Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

    Cuento Infantil - La gallina marcelina. CUENTOSTUBE.COM

  • LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

    LA PRINCESA Y EL GUISANTE - Cuentos infantiles

  • El gatito desordenado. Cuento Infantil.

    El gatito desordenado. Cuento Infantil.

  • Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

    Piratas bebés - El cofre del capitán Gominola

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe información de las mejores actividades y planes con niños. Además, todo sobre la educación y cuidado de los hijos.


Revista del embarazo semana a semana