Deseo sexual y embarazo

Cambios en el apetito sexual de la mujer durante el embarazo

Durante el embarazo, tu deseo sexual se ve afectado por varios motivos. Por un lado, los cambios físicos que se producen en tu cuerpo. Por otro, los miedos y las preocupaciones. Y por otro, los síntomas propios del embarazo. 

Por ejemplo, las naúseas y vómitos del primer trimestre pueden disminuir el deseo debido al agotamiento y el malestar. Suelen desaparecer en el segundo trimestre, aumentando de nuevo el deseo sexual.

Sexo y embarazo

deseo_sexual

Está comprobado que el orgasmo y el coito no perjudican ni al desarrollo normal del embarazo ni al bebé. El tapón mucoso y la bolsa de las aguas constituyen un mecanismo de protección.

Hacer el amor aporta relajación y tranquilidad. El orgasmo estimula y ejercita los músculos del útero y de la pelvis, manteniéndoles flexibles. Las caricias en los pezones los preparan para la lactancia.

El coito sólo está contraindicado en las siguientes situaciones: rotura de la bolsa, amenaza de parto prematuro, hemorragia genital, placenta oclusiva o insuficiencia placentaria.

Esta etapa de tu vida de  pareja puede ser un momento creativo para salir de la rutina y explorar nuevas formas de placer. Recuerda que las relaciones sexuales no se limitan al coito. Otras formas, como las besos y las caricias, pueden unir y favorecer la autoestima de la pareja.  

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

 

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • Posiciones sexuales para conseguir un embarazo

    Posiciones sexuales para conseguir un embarazo

  • Sexo seguro en el embarazo

    Sexo seguro en el embarazo

  • Deseo sexual durante el embarazo

    Deseo sexual durante el embarazo

  • El papá ante los cambios del embarazo

    El papá ante los cambios del embarazo

  • Test La pareja tras la llegada del bebé

    Test La pareja tras la llegada del bebé