leer en voz alta

¿Por qué hay que animar a los niños a leer en voz alta?

¿Qué diferencia hay para un pequeño lector entre encontrarse solo frente a un texto o leerlo en voz alta delante de un público? Radical, a juzgar por el entusiasmo y el placer de los alumnos de quinto de primaria que participaron en el concurso de los Pequeños Campeones de lectura.

Compartir el placer de leer con otros niños

Superadas las sesiones de descifrado y los primeros años de colegio, enseguida esperamos que los niños lean en silencio y no en voz alta. ¿No es demasiado precipitado?

“La lectura oral debería tener un lugar preponderante en la vida cotidiana hasta tercero de la ESO –defiende Delphine Saulière, redactora jefa de la revista J’aime lire–. Cuanto más se verbaliza un texto, más probabilidades hay de identificar los puntos en los que se falla y poder corregirse”.

Hay que prestar atención a las sutilezas de la lengua e impregnarse de ellas: “Para transmitir las emociones del relato hay que saber leer con buena entonación y, por lo tanto, hay que interiorizar el sentido del texto. Frente a un auditorio, la tentación de formular maquinalmente las frases desaparece de inmediato”.

Y así, el texto, en lugar de limitarse a ser el soporte de los ejercicios escolares, puede que se convierta para los jóvenes en una ocasión para compartir. Un placer de la literatura sobre el que quieren poner el acento los “pequeños campeones de la lectura”.

Aurélie Djavadi

 

4 buenas razones para suscribirse a LeoLeo

Publicación realizada por especialistas, especialmente concebida para niños de 7 a 9 años.

Cada mes, un gran cuento magníficamente ilustrado y mucho más: cómics, juegos, naturaleza, magia y sorpresas.

Una cita mensual con la mejor lectura. ¡Tu hijo esperará con ilusión su nueva revista!

Con Leoleo, formará su primera biblioteca y aprenderá a amar la lectura.

Conoce las revistas para niños de Bayard