Celebración del Bautismo

El ritual “oficial” del bautismo ofrece la posibilidad de escoger diversos textos bíblicos y oraciones según las circunstancias y las personas que los preparen.

Lo ideal es que el sacerdote junto con los fieles puedan preparar los diferentes ritos con antelación de manera que participen así, más eficazmente, de la acción salvífica que se manifiesta en cada sacramento, en este caso en el bautismo. Aquí te mostramos una propuesta de celebración del bautismo

Saludo

Bienvenidos! Hoy estamos todos especialmente alegres! El niño que traéis a la Iglesia ha sido para todos fuente de gran gozo: al nacer os ha convertido en padres, hermanos, abuelos, tíos... Ahora lo traéis para que pueda nacer, por el bautismo, a la gran familia de los hijos de Dios, la Iglesia. Ella nos invita a gozar y celebrar el Amor inmenso que Dios nos tiene todos, y en especial a sus padres. Dicho Amor se ha encarnado en este precioso niño que hoy van a entrar a formar parte de la comunidad cristiana.

Acogida de los niños

Celebrante: ¿Qué nombre habéis elegido para este niño?

Padres: N.

C: En nombre de la Iglesia, la familia y los amigos, damos a este niño el nombre (N). ¡Que este nombre sea honrado y respetado. Que Dios lo bendiga con una larga y feliz vida, llena de salud de cuerpo y alma, y que sea fuente de alegría para sus padres y para todos los que le conozcan! C: ¿Qué pedís a la Iglesia de Dios para vuestro hijo/a?

Padres: El Bautismo.

C: Al pedir el Bautismo para vuestro hijo, ¿sabéis que os obligáis a educarlo en la fe, para que puedan conocer y corresponder al amor que Dios le tiene, y pueda amar al prójimo tal como Jesucristo nos ama y mandó que nos amásemos?

Padres: Sí, lo sabemos.

C: Y vosotros, padrinos, ¿estáis dispuestos a ayudar a los padres en esta tarea?

Padrinos: Sí, estamos dispuestos.

Celebrante: Tal como tus padres te recibieron en la familia, la comunidad cristiana te acoge con gran alegría. En nombre de ella te presento al Señor, haciéndote la señal de la cruz en la frente.

Liturgia de la palabra

Lectura del profeta Ezequiel (36, 24 – 28) Me vino esta palabra del Señor: Os recogeré de entre las naciones, os reuniré de todos los países, y os llevaré a vuestra tierra. Derramaré sobre vosotros un agua pura que os purificará: de todas vuestras inmundicias e idolatrías os he de purificar; y os daré un corazón nuevo, y os infundiré un espíritu nuevo; arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Os infundiré mi espíritu, y haré que caminéis según mis preceptos, y que guardéis y cumpláis mis mandatos. Y habitaréis en la tierra que di a vuestros padres Vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios. PALABRA DE DIOS  

Homilía Oración de los fieles C: dirijámonos confiadamente a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo. El nos ama desde siempre y nos ha convertido en hijos suyos por la gracia del bautismo. Invoquemos su misericordia. Lector: Oremos, en primer lugar, por este niño que hoy recibirá el bautismo. Para que se sienta siempre querido por Dios a través de cuantos le acompañan en su caminar cristiano, roguemos al Señor. Todos: ¡Te lo pedimos, Señor! Lector: Oremos también por sus padres, padrinos y familiares para que le eduquen en la solidaridad, la responsabilidad y la alegría. Roguemos al Señor. Todos: ¡Te lo pedimos, Señor! Lector: Oremos por la Iglesia santa de Dios, que se alegra con la incorporación de este nuevo miembro, para que todos los bautizados nos esforcemos en trabajar por la unidad de la Iglesia y la paz en el mundo, roguemos al Señor. Todos: ¡Te lo pedimos, Señor! Lector: Oremos por los hombres del mundo entero y por sus necesidades, para que haya paz en la tierra, fundamentada en la verdad, en la libertad, el amor y la justicia, roguemos al Señor. Todos: ¡Te lo pedimos, Señor!

Letanía Invocamos ahora la intercesión de aquellos cristianos que la Iglesia tiene por modelos y pedimos que velen por el bien de N. Santa María, Madre de Dios, RUEGA POR NOSOTROS San José, esposo de María, RUEGA POR NOSOTROS Santiago Apóstol, RUEGA POR NOSOTROS San Eduardo, RUEGA POR NOSOTROS San Agustín RUEGA POR NOSOTROS Santa Mónica RUEGA POR NOSOTROS San Vicente de Paúl RUEGA POR NOSOTROS Todos los Santos y Santas de Dios que habéis caminado delante de nosotros. ROGAD POR NOSOTROS

Liturgia del Sacramento

Introducción Bendición del agua. C: Te bendecimos, Padre bueno, porque de la fuente del Bautismo hiciste brotar en nosotros la nueva vida de hijos de Dios. Todos: BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR! C: Te bendecimos, Padre misericordioso, porque nos reúnes en un solo pueblo, , por el agua y el Espíritu Santo, a todos los bautizados en tu Hijo Jesucristo. Todos: BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR! C: Te bendecimos porque nos haces libres para gozar de tu vida gracias al Espíritu Santo que infundes en nuestros corazones. Todos: BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR! C: Te bendecimos, Padre entrañable, porque envías a los bautizados para que anuncien con gozo a todos los pueblos el Evangelio de Cristo. Todos: BENDITO SEAS POR SIEMPRE, SEÑOR! C: Bendice, ahora, Señor este agua, en la que va a ser bautizado N, a quien llamas a una vida plena como hijo de Dios y miembro de su Iglesia. Todos: AMEN!

Renovación de las promesas bautismales en la pila bautismal El sacerdote se dirige a los padres y a los padrinos: Celebrante: En nombre de N. ¿PROMETÉIS orientar vuestra vida según las enseñanzas de Jesucristo, y por tanto, prometéis amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a vosotros mismos?

Padres y padrinos: SÍ, PROMETO

C: PROMETÉIS, fomentar con vuestra actitud la solidaridad y fraternidad con toda persona humana, evitando todo lo que sea egoísmo, materialismo, indiferencia...?

Padres y padrinos: SÍ, PROMETO

C: PROMETÉIS, seguir siempre un camino de diálogo, de comprensión, para construir un mundo más justo y más humano, rehuyendo toda forma de violencia o venganza?

Padres y padrinos: SÍ, PROMETO.

C: Creéis en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

Padres y padrinos: SÍ, CREO.

C: Crees en Jesucristo, su único hijo, nuestro Señor, que nació de Santa María Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos, y está sentado a la derecha del Padre?

Padres y padrinos: SÍ, CREO.

C: Crees en el Espíritu Santo, en la santa Iglesia Católica, en la comunión de los santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de los muertos y en la vida eterna?

Padres y padrinos: SÍ, CREO.

C: Esta es nuestra fe, la fe de la Iglesia y la fe que a partir de hoy recibirá N. Todos: Amén  

Bautismo C: ¿Queréis, por tanto, que vuestro hijo N., sea bautizado en la fe de la Iglesia que acabáis de profesar? Padres y Padrinos: SÍ QUEREMOS! C: N., YO TE BAUTIZO EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO Todos: HAS NACIDO PARA EL SEÑOR, EN EL HAS SIDO BAUTIZADO, ALELUYA ALELUYA.  

Unción con el crisma en el altar C: N., Dios todopoderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, te ha liberado del pecado y te ha regalado una nueva vida por el agua y el Espíritu Santo. Que El te consagre con el crisma de la salvación, para que unido a su pueblo, permanezcas en El, y seas siempre sacerdote, profeta y rey. Todos: AMEN.  

La vestidura blanca C: N., eres ya criatura de Dios y has sido revestido de Cristo. Que esta vestidura blanca que te han colocado tus padres sea signo de tu condición de cristiano. Ayudado por la palabra y el ejemplo de los tuyos consérvala sin mancha hasta la vida eterna. Todos: AMEN  

Cirio pascual Un padre o padrino recibe la luz. C: Recibid la luz de Cristo. Padres y padrinos, esta luz que representa la fe que N. acaba de recibir se os confía a vosotros para que brille siempre. Que N., iluminado por Cristo camine siempre como hijo de la luz. Y perseverando en la fe, pueda salir con todos los Santos al encuentro del Señor. Por Jesucristo Nuestro Señor. Todos: AMEN

Conclusión del rito

Padre Nuestro C: Este niño, que acaba de nacer de nuevo por el Bautismo, se llama y es hijo de Dios. Un día recibirá por la Confirmación la plenitud del Espíritu Santo. Se acercarán al altar del Señor, participará en la mesa de su sacrificio y lo invocarán como Padre en medio de su Iglesia. Ahora nosotros, en nombre de este niño, que es ya hijo de Dios, oramos por él como Cristo nos enseñó: Padre Nuestro ....

Bendición final C: El Señor todopoderoso, que llenó de alegría el universo con el nacimiento de su Hijo, bendiga a N., para que sea imagen perfecta de Jesucristo. Todos: AMEN C: El Señor todopoderoso, dispensador de la vida temporal y la eterna, bendiga a estos padres, para que sean los primeros que, de palabra y obra, den testimonio de la fe ante N., en Jesucristo nuestro Señor. Todos: AMEN C: El Señor todopoderoso, Que nos ha hecho renacer a la vida eterna por el agua y el Espíritu Santo, bendiga a estos fieles, para que siempre y en todo lugar, sean miembros vivos de su pueblo; y conceda la abundancia de su paz a todos los aquí presente, en Jesucristo nuestro Señor. Todos: AMEN C: Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. Todos: AMEN

Juan Antonio Sánchez. Asuncionista

Conoce las revistas para niños de Bayard

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!