Cambios respiratorios y embarazo

Cambios respiratorios y embarazo

Debido a la compresión del tórax por parte del útero grávido, la embarazada puede experimentar sensación de cansancio y fatiga al realizar ejercicio o roncar durante el sueño.

Durante el embarazo, tienen lugar una serie de cambios a nivel respiratorio:

-  Aumento del consumo de oxígeno.

-  Elevación del diafragma (músculo que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal) debido al progresivo crecimiento del útero.

-  Ensanchamiento compensador de las costillas, de manera que la respiración pasa de ser abdominal a ser torácica.

-  Congestión nasal y ocasionalmente hemorragias debido al aumento del flujo sanguíneo en las mucosas y a los cambios hormonales.

Recomendaciones:

-  Adáptate a un ritmo de vida más tranquilo y regular, descansando cada vez que sientas fatiga.

-  Evita realizar esfuerzos excesivos.

-  Utiliza una almohada extra para aliviar la dificultad respiratoria durante el sueño.

-  No permanezcas en espacios pequeños y cargados. Ventila bien las habitaciones.

-  Cuando te sientes, apoya la espalda recta sobre el respaldo con el fin de aumentar la capacidad respiratoria.

-  Practica regularmente los ejercicios respiratorios sugeridos por la matrona en las sesiones de Educación Maternal.

-  Si padeces asma y sigues un tratamiento crónico, consulta con el médico si dicha medicación es compatible con el embarazo.

-  En caso de presentar fatiga excesiva, fiebre, tos o dolor en el pecho, acude al médico. Cualquier dolencia del aparato respiratorio debe ser tratada para evitar que interfiera en el correcto desarrollo del embarazo.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!