Café y embarazo

¿Es compatible el café con el embarazo? Si estás tratando de quedarte embarazada o acabas de saber que lo estás, y te gusta el café, tal vez te preguntes si tendrás que prescindir de uno de tus placeres diarios, además de cuidar tu peso, prevenir la toxoplasmosis, tomar ácido fólico, evitar los alimentos que aumenten la hinchazón... Tranquila: los especialistas coinciden en que no es necesario eliminar la ingesta de cafeína durante la gestación, sino sólo moderarla.

Si estás tratando de quedarte embarazada o acabas de saber que lo estás, y te gusta el café, tal vez te preguntes si tendrás que prescindir de uno de tus placeres diarios, además de cuidar tu peso, prevenir la toxoplasmosis, tomar ácido fólico, evitar los alimentos que aumenten la hinchazón... Tranquila: los especialistas coinciden en que no es necesario eliminar la ingesta de cafeína durante la gestación, sino sólo moderarla.

¿Qué es una “cantidad moderada”?
Para que puedas calcular cuánto café tomar, una “cantidad moderada” de cafeína se considera unos 200 o 300 miligramos de cafeína por día -lo que equivale a dos tazas de café diarias aproximadamente- una cantidad que no perjudica la salud ni del feto ni de la madre. Es más: a esta última no sólo no le perjudica, sino que puede resultar incluso beneficioso, pues reduce la sensación de cansancio, tonifica el organismo y activa la percepción.

Casos en los que sí se desaconseja
En caso de que padezcas de acidez, o las clásicas náuseas del primer trimestre, sí se desaconseja la ingesta de café, pues éste estimula la secreción de ácido clorhídrico en el estómago, lo que podría agravar tu dolencia. También es recomendable que lo abandones si, durante los último meses, la presión que imprime el feto sobre tu estómago te produce molestias.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar