La placenta previa

Obstrucción del cuello del útero por la placenta

La placenta previa es una complicación del embarazo consistente en que la placenta, en lugar de desplazarse hacia arriba en el útero a medida que avanza la gestación (debe haber llegado arriba en el tercer trimestre de embarazo), se queda en la parte inferior, obstruyendo la totalidad o parte de la abertura hacia el cuello uterino.

Se da en uno de cada 200 embarazos, teniendo más probabilidad aquellos casos en que la madre tiene un útero anormalmente desarrollado, ha tenido muchos embarazos anteriores, presenta cicatrización de la pared uterina causada por cirugías previas en la zona o se trata de un embarazo múltiple.

El síntoma es un sangrado vaginal súbito e indoloro, que puede venir acompañado de calambres uterinos, y que suele ocurrir hacia el final del segundo trimestre o empezando el tercer trimestre del embarazo. El sangrado puede detenerse por sí solo, pero puede reanudarse días o semanas después.

La placenta previa deberá ser tratada médicamente en cualquier caso, y la mayoría de las complicaciones podrán evitarse hospitalizando a la madre. Lo más común es que las mujeres que padecen esta complicación necesiten dar a luz mediante cesárea.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar