Asma y embarazo

Sufrir crisis asmáticas en la gestación

El asma es una enfermedad respiratoria crónica caracterizada por inflamación de las vías aéreas (bronquios).

Las crisis asmáticas cursan con:

-  Disnea: sensación de falta de aire.

-  Sibilancias: pitos en el pecho con la respiración.

-  Tos.

Con frecuencia, los episodios de asma son desencadenados por estímulos irritantes como pelos de animales, polvo, ejercicio, polen, infecciones respiratorias, emociones fuertes o humo del tabaco.

Por lo tanto, el primer eslabón del tratamiento consiste en identificar y evitar la exposición a dichos estímulos irritantes. Existen fármacos seguros tanto para tratar los síntomas agudos como para prevenir la inflamación de las vías aéreas durante el embarazo.

La embarazada asmática debe seguir el tratamiento prescrito por el médico, ya que la descompensación de la enfermedad es más peligrosa para la madre y para el bebé que los efectos secundarios ocasionales que se pudieran derivar de un uso correcto de la medicación.

Aurora Fernández-Cañadas. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Esclerosis sistémica

    Esclerosis sistémica

  • Anemia y embarazo

    ¿Es normal tener anemia en el embarazo?

  • Alergia a los ácaros

    Alergia a los ácaros

  • Enfermedad vascular cerebral

    Enfermedad vascular cerebral

  • Endoscopia terapéutica

    Endoscopia terapéutica

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!