Los 10 errores más frecuentes de la Navidad: II

Comprar demasiados regalos a los niños

En Conmishijos queremos recordarte cuáles son para que este año sí que sea definitivamente distinto.

6. No hacer caso a los niños
Si hay alguien en la casa para quienes la Navidad es mágica y especial, son los niños. Lo que para los mayores son agobios, compromisos, gastos y agotamiento, para ellos es proporcionalmente vacaciones, diversión, ilusión y emociones. No dejes que la falta de tiempo esos días te estropee el disfrutar con tus niños de unos de los momentos más especiales para ellos. Piensa que no serán muchos los años que vivan las Navidades de ese modo. Dedica tiempo a cocinar con ellos o a hacer juntos alguna manualidad relacionada con las fiestas. Disfrutarás tanto como ellos.

7. Comprar demasiados regalos a los niños
Y si crees que dedicando mucho tiempo a sus regalos les estás dedicando tiempo a ellos, te equivocas. Una cosas es encontrar ese regalo especial que tanta ilusión le hace, y otra bien distinta cubrirle de juguetes creyendo que así percibirá todo el cariño que nos gustaría tener tiempo de darle en el día a día pero que no podemos. Así sólo fomentarás su apego por las cosas materiales y desvirtuarás su percepción del verdadero valor de las cosas. Trata de recuperar junto a ellos el verdadero sentido de los regalos y ayúdales a escribir su Carta a los Reyes Magos.

8. Excederte en las comidas o con el alcohol
Si bien la Navidad es una época en la que festejar lo que “verdaderamente importa” y olvidarnos por unos días de lo que no es tan trascendente, no hay que perder el norte: recuerda que los excesos se pagan, ya sea en cuanto a seguridad, salud o simplemente teniendo que lamentar un exceso de peso indeseado.

9. No acordarse de quienes tienen poco o nada que celebrar
Compras, comidas, compras, comidas... El origen de estas fiestas, según la tradición, fue de lo más humilde. No pierdas de vista que estos son momentos en los que, sobre todo, hay que hacer examen de conciencia, valorar lo que se tiene, acordarse de los que no tienen la misma suerte y tratar de aportar algo para que cambie. Es un buen momento también para enseñar estos valores a los niños

10. Perderse la Navidad
En lugar de dejar que estas fiestas sean lo de siempre, replantéatelas. Reduce tus responsabilidades y trata de verlas un poco como lo hacías cuando eras pequeño/a; Trata de recuperar su sentido tradicional, familiar y mágico. No dejes que estos días pasen por ti insípidamente y procura disfrutarlos: las Navidades están para eso.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!