Primeros cuidados de los bebés prematuros

Primeros cuidados de los bebés prematuros

Los bebés prematuros pueden necesitar cuidados especiales durante sus primeros dos años; especialmente si pesaron menos de 1,36 kg.

Crecimiento
Es posible que durante los dos primeros años un bebé prematuro no crezca con la misma velocidad que aquellos que nacieron al término del periodo de gestación, y generalmente son más pequeños durante este tiempo, aunque normalmente “alcanzan” a los otros bebés después de un tiempo.

Alimentación
La mayoría de los bebés prematuros necesitan ser alimentados entre ocho y diez veces al día, a intervalos de no más de cuatro horas entre cada comida. Una buena manera de saber si el bebé está bien hidratado y alimentado es la cantidad de pañales que moja: entre 6 y 8 nos mostrarán que esto es así. Aunque también hay que prestar atención a la cantidad de comida que el bebé regurgita, pues si lo hace en exceso es posible que no aumente de peso lo suficiente.

La mayoría de los médicos aconsejan darle a un bebé prematuro comida sólida entre cuatro y seis meses después de la fecha en la cual el bebé debió nacer, no después de la fecha real en que el bebé nació, pues hay que dejar tiempo para que desarrolle la capacidad de deglutir.

Visión y audición
El estrabismo es más común en los bebés prematuros que en los que nacen “a término”. Muchas veces este problema desaparece a medida que el bebé crece, aunque tal vez su pediatra le recomiende que lo lleve a un oftalmólogo. Algunos bebés prematuros tienen una enfermedad de los ojos llamada Retinopatía de la Premadurez (abreviada ROP en inglés) y que generalmente sólo ocurre en bebés que nacen a las 32 semanas de embarazo o antes, y con el correcto seguimiento se puede tratar para prevenir problemas como la pérdida de visión.

Los bebés prematuros también tienen mayor probabilidad de desarrollar problemas de audición. Podrás comprobar si tu bebé tiene algún problema en este ámbito haciéndole tú misma/o un sencillo chequeo, consistente en emitir ruidos y observar su respuesta.

Vacunas
Las vacunas se administran a las mismas edades que a los bebés que han nacido a término, a diferencia de lo que sucedía con los alimentos sólidos, es decir, según su edad real y no de la estimada partiendo de que hubiese tenido 40 semanas de gestación.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Nacimiento prematuro: síntomas y riesgos

    Nacimiento prematuro: síntomas y riesgos

  • Consecuencias de un parto prematuro

    Consecuencias de un parto prematuro

  • Cuidados especiales para bebés prematuros

    Cuidados especiales para bebés prematuros

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!