Proteger la piel de los niños en verano con homeopatía

Consejos de cómo cuidar y proteger la piel de los niños en verano

El contacto con los insectos, la exposición al sol, las actividades veraniegas..., pueden causar a los niños algunas molestias en su piel. ¿Vas a dejar que estos problemas estropeen sus vacaciones? Sigue algunos consejos de cómo proteger y cuidar la piel de tus hijos, en verano, utilizando productos homeopáticos.

El verano es tiempo de viajar y disfrutar pero principalmente cuando se viaja con niños, hay que tener mucho más en cuenta las precauciones, como la exposición al sol. Los más pequeños no tienen melanina suficiente para protegerse, por eso es importante que a los menores de 3 años no les dé el sol directamente.

Protege y cuida la piel de tu hijo

Proteger la piel de los niños en verano con homeopatía

Además, para prevenir las irritaciones de la piel y las consecuencias que pueden acarrear hay que evitar la exposición solar en las horas de mediodía (de 12 a 16 horas) y aplicar protectores (factor 30-40).

Si queremos que disfruten del sol y la playa sin tener después que lamentarlo es tan sencillo como:

- Inculcarles una higiene adecuada e hidratar su piel. Tienen que beber abundante agua, utilizar cremas hidratantes, geles o after sun...

- Aplicarles protectores solares de alta graduación (factor 30-40) en el cuerpo y factor 50 en zonas sensibles como la cara para evitar pecas, manchas, etc.

- Hacer que se bañen los primeros días con una camiseta transpirable. Es difícil, ya sabemos que no les gusta, pero eso evitará cualquier problema cuando su piel está más sensible.

- Evitar que estén expuestos en el sol en las horas de más calor (entre las 12-17h).

Cuando la piel del niño se enrojece

¿Y si finalmente su piel se enrojece? A pesar de las advertencias recibidas, en muchos casos, las ganas por darse un chapuzón o jugar en la arena son superiores: su piel se enrojece, está tirante e irritada. Si ocurre, tener a mano un gel con las propiedades de la caléndula, como Caléndula Gel de Boiron, les refrescará y suavizará la piel. Además, su agradable textura gel permite una absorción rápida y no grasa. Pero en verano no sólo toman el sol, el buen tiempo también nos invita a caminar por los montes, visitar riachuelos y a practicar deportes al aire libre con toda la familia.

Estas actividades tan divertidas y en principio inofensivas, pueden traducirse en caídas o simplemente molestias. Tras la larga jornada, lo mejor es aplicarles lo antes posible una fina capa en la zona afectada de un producto con las propiedades de árnica como Arnica Gel de Boiron. Se puede realizar mediante un masaje suave hasta conseguir una absorción completa. ¡Y a seguir jugando!

La piel de los niños al sol

Si queremos que disfruten del sol y la playa sin tener después que lamentarlo es tan sencillo como:

• Inculcarles una higiene adecuada e hidratar su piel. Tienen que beber abundante agua, utilizar cremas hidratantes, geles o after sun...

• Aplicarles protectores solares de alta graduación (factor 30-40) en el cuerpo y factor 50 en zonas sensibles como la cara para evitar pecas, manchas, etc.

• Hacer que se bañen los primeros días con una camiseta transpirable. Es difícil, ya sabemos que no les gusta, pero eso evitará cualquier problema cuando su piel está más sensible.

• Evitar que estén expuestos en el sol en las horas de más calor (entre las 12-17h).

Picaduras de insectos en niños

¿Y qué ocurre con los molestos insectos tan comunes en esta época? Cuando paseamos por el monte es difícil que se escapen de los insectos, o si estamos en la playa, de alguna medusa malintencionada. Si se topan con algún insecto y su repelente no ha funcionado, vamos a necesitar Dapis Gel de Boiron. Este gel calma y refresca la piel en caso de irritaciones cutáneas causadas por agentes externos como pueden ser las provocadas precisamente por el contacto con insectos. Sin darnos cuenta, ¡ya no les molestará! Una de las principales ventajas de estos productos es su presentación en gel.

Los geles Boiron alivian rápidamente las pequeñas molestias del día a día, tienen una agradable textura, no son grasos y no manchan por lo que se extienden fácilmente y permiten una penetración rápida. Además, estos geles proporcionan una sensación inmediata de frescor y pueden ser utilizados en cualquier momento, ¡por eso son imprescindibles en cualquier maleta!

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Artículos relacionados

  • La homeopatía de la A a la Z

    La homeopatía de la A a la Z

  • Homeopatía y salud de los niños

    Homeopatía y salud de los niños

  • Homeopatía y alergias en niños

    Homeopatía y alergias en niños

  • Homeopatía para niños y mayores

    ¿Qué es la homeopatía?

  • 10 respuestas sobre la homeopatía

    10 respuestas sobre la homeopatía